ANTOFAGASTA (El Mercurio de Antofagasta).-  La depredación indiscriminada de algas es la principal responsable de la progresiva “desertificación” del fondo marino del litoral de la Región de Antofagasta. La situación genera daños irreparables a los ecosistemas y la desaparición de innumerables recursos hidrobiológicos, tales como peces, crustáceos y moluscos. También genera pérdidas cuantiosas a pescadores, deportistas y empresarios del sector turismo.

 

Incluso, la magnitud del problema alcanza tal gravedad que pescadores del Terminal Pesquero de Antofagasta mencionaron que buceadores provistos con barretas de fierro proceden a la extracción de huiros y algas “con raíces y todo”.

Lo anterior, a juicio del científico de la Universidad de Antofagasta, Carlos Guerra, provoca un daño irreparable a la flora y fauna marina de sitios como Isla “Santa María” en el sector de Caleta Constitución y la Península de Mejillones.

Fuente: http://www.mercurioantofagasta.cl