(El Nuevo Diario).- El consumo de peces a nivel mundial se encuentra por encima de los 16 kilogramos per cápita al año y para mantener los niveles de consumo del 2030, la FAO considera que hay que producir 40 millones de toneladas por encima de lo que se está produciendo, esto de acuerdo al incremento poblacional de más de 2 mil millones de habitantes que se prevé tenga el planeta  para esa fecha.

Ante eso la FAO e IMPESCA  como parte del proyecto de piscicultura estudian en la zona del caribe nicaragüense y de acuerdo a estudios realizados en zonas costeras de otros países recomiendan especies de rápido desarrollo. La mayor parte de la población marina a nivel mundial se encuentra sobre explotada. En Nicaragua, a pesar de que no existe de manera notoria, si se da la captura económica, pero como en muchos casos no es rentable para los pescadores, especialistas ven en la piscicultura una solución.

Fuente: http://www.elnuevodiario.com.ni