BRUSELAS (EFE).- La Comisión Europea (CE) propondrá el próximo día 8 medidas para impulsar el desarrollo de la acuicultura comunitaria, un sector que lidera España dentro de la Unión Europea (UE).

El Ejecutivo comunitario presentará una estrategia con el objetivo de propiciar una expansión de la actividad piscícola, que fomente su competitividad a la vez que se respeta el medio ambiente y mejore la imagen de este sector económico, que "aún es muy desconocido para la opinión púbica", según fuentes comunitarias.

Aunque la acuicultura tiene potencial por la escasez de recursos en el mar, en la actualidad afronta muchos retos, que se añaden a la crisis económica.

Se trata, por ejemplo, de problemas como la competencia por el agua y por el espacio, sobre todo en las regiones costeras.

Las empresas acuícolas se quejan también a menudo de las trabas burocráticas y de los problemas que tienen para que las autoridades locales les permitan ubicar su piscifactoría.

"La CE quiere dar un empuje político a escala europea a su segmento piscícola, ante los retos de las industrias, aunque la evolución dependerá de las decisiones nacionales o regionales", según las fuentes.

Para las empresas europeas supone una fuerte competencia la entrada de productos pesqueros de Asia y de otras zonas, que no cumplen las mismas reglas sanitarias.

Aunque la acuicultura se ha desarrollado en otras partes del mundo, en la UE está estancada desde hace años y la producción se ha situado en 1,3 millones de toneladas de pescados y mariscos, el 2% del total mundial.

Además, esta actividad representa unos 80.000 puestos de trabajo en la UE, 57.000 de ellos a tiempo parcial, según datos de 2007.

España es el país de la UE con una mayor producción, con unas ventas por más de 300 millones de euros; seguido por Francia, Italia y el Reino Unido.