TARPON SPRINGS.- A partir del 1 de abril la Customs and Border Protection (CBP) ha culminado con los requerimientos arancelarios para todas las importaciones de camarón, en respuesta aun fallo emitido por la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Sin embargo, el CBP dejo la puerta abierta para otros programas similares que abordarían impuestos antidumping, consistentes con las obligaciones internacionales de los EEUU.

“Este es un acto combinado para la industria camaronera en EEUU”, reconoció John Williams, director ejecutivo de la Southern Shrimp Alliance. “El CBP ha removido los programas efectivos para establecer los impuestos antidumping de los importadores de camarón. Pero al mismo tiempo, CBP confirmó que esta trabajando en una solución para forzar agresivamente las ordenes antidumping”.

CBP desarrollo el programa de enlace para las ordenes antidumping en camarones, en respuesta a una bien documentada y persistente falla para recolectar todos los impuestos antidumping y compensatorios, particularmente para los productos agrícolas y acuícolas. Aun con el requerimiento de enlace, CBP reportó que es incapaz de recolectar los $42.5 millones en impuestos antidumping de los camarones para el año fiscal del 2008.

En julio del 2008, El Cuerpo de Apelación de la OMC estableció que EEUU puede establecer “medidas de seguridad razonables” para las importaciones, pero el incremento de las barreras aplicadas a los importadores de camarón de Tailandia e India no son razonables. El fallo solo se aplicaba a los países mencionados, pero CBP revoco el requerimiento de enlace para todos los seis países sujetos a las ordenes antidumping.