VIÑA DEL MAR.- El miércoles 1 de abril el Centro de Investigación Marina Quintay (Cimarq-Quintay) fue visitado por una delegación de la embajada de Canadá, encabezada por la Viceministra de Ciencias del Ministerio de Pesca y Océanos, Wendy Watson-Wright.

Informados de las diversas actividades que Cimarq-Quintay realiza en cuanto a investigación, conservación y repoblamiento de especies endémicas, la comitiva estuvo compuesta por el Director General de Ciencias de Ecosistemas, Sylvain Paradis; el Director de Certificación y Estudios de Desarrollo de la Dirección de Gestión de Acuicultura, James Smith; la Asesora Principal de Ciencias de la División de Ciencias de Acuicultura de la Dirección de Ciencias de Ecosistemas, Ingrid Burgetz; la Secretaría Nacional de Acuicultura de la Dirección de Gestión de Acuicultura, Emily Drouin; y las agregadas comerciales de la Embajada de Canadá Renée Plouffe y Margot Edwards.
 
Los visitantes fueron recibidos por el Director de Cimarq-Quintay, Diego Ramírez y el investigador Juan Manuel Estrada, acompañados de los directores de carrera de la Universidad Andrés Bello, María Vicenta Valdivia, de Acuicultura y Roberto Meléndez, de Biología Marina. Los anfitriones primero dieron a conocer la historia del Centro, que lleva 15 años emplazado en lo que fuera la planta ballenera INDUS y hoy cuenta con una completa infraestructura para desarrollar investigaciones, así como también recibir a los alumnos de pre y postgrado para perfeccionar su formación profesional en terreno; siempre manteniendo una estrecha vinculación con los pescadores artesanales de la zona.
 
Luego la comitiva realizó un recorrido por las instalaciones donde pudo conocer los proyectos que se desarrollan, relativos a la recuperación de las poblaciones de recursos bentónicos sobreexplotadas y el desarrollo de tecnologías para el cultivo de especies nativas como erizos, lapas, locos, ostiones, cangrejos, jaibas, congrios colorado y negro, almejas, caracoles y lenguados, entre otras especies, para las que el Centro ha desarrollado la tecnología de transporte vivo hacia los mercados internacionales, especialmente asiáticos.
 
Así quedaron muy sorprendidos con los últimos avances del proyecto de cultivo de Congrio colorado, que ya ha logrado la producción de los primeros juveniles en laboratorio.
 
De igual forma fueron puestos al tanto de los mecanismos de colaboración mutua existentes entre la Universidad Andrés Bello y la comunidad local de Quintay; relación que ha logrado notables avances, en aspectos, económicos, sociales y educativos.
 
La visita culminó con el acuerdo de mantener conversaciones a la brevedad con el propósito de realizar actividades en conjunto, principalmente en el campo de genómica de peces, pensando en el desarrollo de simposios, seminarios, intercambio de estudiantes y visitas de otras destacadas personalidades canadienses entendidas en el área.

Fuente: Universidad Andrés de Bello