SANTIAGO (El Progreso).- La Xunta aprobó este jueves, en su Consello semanal, el proyecto sectorial de incidencia supramunicipal para la segunda ampliación de la granja marina existente en la playa de Lago, en el municipio lucense de Xove, que beneficiará a una empresa "del grupo Pescanova", que es Insuíña S.L., según explicó el presidente de la Xunta en funciones, Emilio Pérez Touriño.

El proyecto está incluido en el Plan Galego de Acuicultura elaborado por el ejecutivo gallego y aprobado el pasado mes de agosto. Está orientado a preengorda y engorda de rodaballo e implica una inversión ligeramente superior a los 30 millones de euros en una superficie total de 186.998,60 metros cuadrados.

Supone una producción anual estimada de 3.200 toneladas y la creación de unos 90 puestos de trabajo, entre empleos directos e indirectos.

Bandera de la Diputación

En la reunión del Consello también se dio el visto y place al decreto por el que se establece la conformación oficial de la bandera de la Diputación de Lugo.

Dividida en dos franjas horizontales de colores azul y rojo, la parte superior de la bandera incluye, sobre el fondo azul, un cáliz sumado de la sagrada forma radiante, ambos de amarillo y flanqueados por dos ángeles orantes sobre nubes de color blanco. En el paño inferior, de color rojo, aparece una torre flanqueada de dos leones de amarillo enfrentados.

O Celeiriño

El Consello también autorizó la inversión de 915.000 euros para la adquisición de siete viviendas destinadas a otras tantas familias afectadas por la situación de deterioro de los inmuebles del barrio do Celeiriño, en Viveiro (Lugo). La aportación aprobada incrementa en 41.784 la cantidad inicialmente prevista, debido a que una nueva valoración tuvo en cuenta nuevas necesidades de las viviendas, como el valor de una plaza de garaje.

El Ayuntamiento de Viveiro remitió a la Consellería de Vivenda la opción de compra de estas siete viviendas, y ahora será el departamento autonómico el que hará efectivo enseguida el pago de esta inversión al Gobierno local vivariense.

Aunque la consellería se comprometió a financiar la adquisición de ocho viviendas para las ocho familias afectadas por los derrumbamientos de sus inmuebles, una de las propietarias renunció a esta posibilidad, por lo que el número queda reducido a siete.

Fuente: http://elprogreso.galiciae.com /