El día sábado se presentó un proyecto multimillonario que tiene el objetivo de usar las algas (microalgas y macroalgas) para crear combustible.

Jim Mather, Ministro de Energía, informó que el esquema BioMara, liderado por la Scottish Association for Marine Science cerca de Oban, es un proyecto innovador para desarrollar energía renovable marina.

El proyecto escocés-irlandés obtuvo el año pasado £5 millones de fondos europeos y esta respaldado por empresas, el Crown Estate, el ejecutivo de Irlanda del Norte y del Gobierno Irlandés.

El equipo de investigación esta constituido por investigadores de la Universidad Strathclyde, Universidad de Queen, Universidad Ulster, Instituto de Tecnología Dundalk y el Instituto de Tecnología de Sligo.

Mather dijo: “Escocia tiene una fantástica ventaja competitiva en el desarrollo de energías renovables, cuenta con científicos de clase mundial y la actual crisis financiera ilustra la importancia de capitalizar estos activos”.

La Dra. Michele Stanley, líder científico del proyecto, indicó: “Con la disminución mundial de los combustibles fósiles y los niveles de dióxido de carbono afectando el cambio climático, existe una necesidad urgente para nuevas y renovables fuentes con bajas emisiones de carbono.

“Los cultivos convencionales para la producción de combustibles compiten por suelos y agua con la agricultura y la naturaleza. Necesitamos utilizar plantas de crecimiento rápido en ambiente que no son empleados por la agricultura o conservación.

“Las algas marinas pueden ser parte de la solución. Estas crecen rápido, captan dióxido de carbono y tienen estructuras simples los cuales pueden ser convertidos fácilmente en combustibles”.

Fuente: Scotsman