La acuacultura ha presentado un crecimiento dinámico pasando de 174 mil toneladas en 1987 a 289 mil toneladas en 2008, es decir, un 66 por ciento más.

"La camaronicultura en nuestro país ha crecido en una tasa media superior al 18 por ciento en los últimos diez años, y es una de las actividades con mayor crecimiento en el mundo, solamente superada por las tecnologías de información", así lo indicó el Titular de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), Ramón Corral Ávila.
 
Asimismo, Corral Ávila agregó que el avance en las tecnologías acuícolas es tan dinámico a nivel mundial que realmente es un reto mantenerse al mismo ritmo que marca el ámbito internacional. Por ejemplo, mientras la producción acuícola mundial creció en los últimos diez años a una tasa media anual superior al 8 por ciento, en México tuvo un crecimiento cercano al  5 por ciento. En este sentido, la acuacultura ha pasado de las 174 mil toneladas de producción en 1987 a 289 mil toneladas en 2008, es decir, un 66 por ciento más.
 
El funcionario puntualizó que, además de que se puede contribuir estratégicamente a mejorar la alimentación de los mexicanos, la acuicultura ha demostrado ser un motor para el desarrollo económico en zonas rurales de alta marginación sin competir con otras actividades como la agricultura y ganadería, sino que, por el contrario, se complementa y crea sinergias generadoras de riqueza para la población mexicana.
 
"En general, nos hemos puesto como prioridad aumentar significativamente la disponibilidad de larvas y semillas en nuestro país. Mano a mano CONAPESCA Y FIRCO estamos trabajando en la identificación de las mejores tecnologías que nos permitan utilizar las energías renovables y/o alternativas para la producción acuícola, bajando los costos de producción y buscando una mejor convivencia con el medio ambiente", enfatizó Ramón Corral.
 
Finalmente, el Comisionado Ramón Corral afirmó que la importancia del gran potencial que tiene el desarrollo de la acuicultura en México, aunado con el esfuerzo y empeño que le dedican los acuicultores y pescadores del país, llevarán a la pesca y acuicultura de México, a crear motores generadores de crecimiento económico y social en las zonas apartadas.

Fuente: Conapesca