El Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA) y la Universidad Autónoma Metropolitana, Plantel Iztapalapa (UAM-I),  desarrollaron con éxito un proyecto de investigación a través del cual se logra la reproducción artificial de trucha arco iris, con lo cual se garantiza el abasto de este alimento durante todas las épocas del año.

Así lo informó el director en Jefe del INAPESCA, Miguel Ángel Cisneros Mata, quien explicó que debido a las características climáticas del país, la reproducción de la trucha arco iris se lleva a cabo únicamente en los meses de noviembre a febrero, esta situación  provoca que la oferta nacional de huevo y cría se restrinja a unos cuantos meses, fenómeno que provoca desabasto en el resto del año.  

Para que los acuicultores enfrenten la falta de continuidad en la producción de trucha arco iris, resuelvan la subutilización de su capacidad instalada y enfrenten la irregularidad en la comercialización, se ha optado por la importación de huevo de trucha de los Estados Unidos, Dinamarca y Australia entre otros países; no obstante, este proceso lleva consigo grandes riesgos en la introducción de enfermedades de la trucha a nuestro territorio.

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) en atención a dicha problemática, solicitó al INAPESCA un proyecto de investigación con el apoyo de la (UAM-I) para garantizar la producción de trucha arco iris durante  todos los meses del año.

Para este trabajo se utilizó la infraestructura de que dispone el  Centro Acuícola “El Zarco”, toda vez que se trata de un centro de referencia para la producción trutícola en el país, dadas sus características climatológicas que lo hacen un sitio ideal para la reproducción de la trucha.  

Las instalaciones del Centro Acuícola El Zarco de la SAGARPA, ubicado en el kilómetro 32.5 de la carretera libre México-Toluca, Estado de México, pretende que aporte tecnologías y prácticas de manejo para ser aprovechadas por los truticultores nacionales y competir así con el mercado internacional.

El director en jefe del INAPESCA, informó que dicho proyecto de investigación  dio inicio en el año 2006. Se estudió  la periodicidad en la producción de huevo, así como la calidad genética y sanitaria.  

En el país se producen 3,734 toneladas anuales en promedio de trucha cultivada.

Cabe hacer mención que el Estado de México es el primer productor nacional de trucha arco iris, ahí se localizan cerca de 350 granjas acuícolas.

México es un país rico en recursos naturales y tiene gente capacitada para llevar a cabo estos proyectos, destacó Miguel Ángel Cisneros, quien agregó que el Instituto Nacional de Pesca, con una inversión de 2.8 millones de pesos,  realiza por primera vez en nuestro país el Proyecto de Investigación “Modificación de la época de desove de la trucha arco iris mediante la Regulación del Fotoperiodo” técnica que es una alternativa viable y ampliamente probada en otros países, y que puede ser utilizada para producir ovas durante todo el año.  

Esta estrategia, dijo el funcionario, permite manipular la maduración de machos y hembras, a través del aumento o disminución de las horas luz para simular el verano o el invierno.  Esta técnica  logra adelantar o atrasar los períodos de desoves de la trucha.  

En el equipo de trabajo de este Proyecto intervinieron ocho técnicos especializados (un integrante con grado académico de Maestría y dos Doctores) así como un asesor estadístico.  Con este trabajo se generó una tesis de maestría y cuatro de licenciatura.

Además de que se obtuvo,  por primera vez en México,  la reproducción de la trucha en los meses de junio y julio. El principal objetivo,  una vez concluida la etapa experimental, es difundir este paquete tecnológico para ser implementado en las granjas acuícolas del país.

Se pretende que la cría producida en el Centro Acuícola “El Zarco” aporte las características económicamente importantes de la especie para su cultivo; por ello, la Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa, interviene con un Proyecto de “Selección y Mejoramiento Genético”.  

El criterio de selección asistido por la tecnología propuesta, permitirá el establecimiento de programas de selección genética monitoreando genotípicamente por los reproductores, técnica que permitirá aumentar la productividad de esta especie,  debido a una mejor calidad de los productos.  

Fuente: Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, (SAGARPA).