AYSÉN (El Diario de Aysén).- En la ciudad de Puerto Aysén fue constituida la Federación de Trabajadores de la Industria Salmonera y Ramos Afines, FETRASAL, que preside Jorge Barría Cárcamo, quien nos visitó acompañado de José Risco, secretario y de Marcelo Ovando, director.

“Nosotros nacimos legalmente el 27 de marzo, fecha en que se constituye nuestra organización, que se llama Federación de Trabajadores de la Industria Salmonera y Ramas Afines. Esta organización nace con cuatro organizaciones base, y los ramos afines, se refiere a las empresas que giran en torno a la actividad salmonera, con trabajadores que se organizan con los mismos intereses que tenemos quienes somos empleados directos de la industria salmonera, entonces, cuando nosotros planteamos representar a los trabajadores en todos sus aspectos, judicial, extra judicial, en negociaciones colectivas, en las relaciones laborales con las empresas, en fin, en hacer proyectos comunes, debemos tener una expresión amplia y representativa de la clase trabajadora”, nos explicó Jorge Barría Cárcamo.

Nos interesó consultar al presidente de esta nueva federación, por la difícil situación que debe estar afectando, por la crisis internacional, por un lado, y por los inconvenientes del virus ISA, por lo que quisimos saber la realidad que hay en estos rubros.

“Justamente, por los problemas que existen, es que nace esta organización. Porque hoy día los trabajadores deben tomar sus iniciativas, las organizaciones hacer sus propuestas y nos demanda como dirigentes, actuar e interactuar con el Gobierno, con los empresarios y en definitiva, buscar soluciones para estas crisis. Primero, en la crisis del ISA, que va a determinar el cierre de varias empresas y el despido de numerosos trabajadores, también suma la crisis financiera a nivel mundial, por lo cual, los trabajadores deben tener un referente que les permita formular propuestas al Gobierno y trabajar con los empresarios”, respondió.

Jorge Barría quiso hacer otras consideraciones frente a las dificultades que tienen, a los problemas que se avecinan, sumándose a los ya existentes.

“Yo quiero decir, con respecto a esto, que hemos avanzado en algunos temas. Paralelamente a lo que está haciendo el Gobierno, nosotros hemos entregado propuestas y hemos tenido contactos nacionales, con ministros, con el subsecretario de pesca y especialmente con el encargado que tiene el gobierno para ver el plan de contingencia, quien es al mismo tiempo coordinador que ha visto el tema de Crisis, que es Felipe Sandoval”, añadió.

LA REFORMA A LA LEY

El dirigente también se refirió a la reforma de la Ley General de Pesca, planteando algunas aprehensiones que son muy legítimas.

“Hay que decir que en la actividad salmonera, que la Ley General de Pesca y Acuicultura, nace el año 1991, que establece concesiones y manifiesta constitucionalmente, primero, que el agua es un bien nacional de uso público, y es de propiedad de todos los chilenos. En base a esa premisa, nosotros, los trabajadores, estamos exigiendo al Gobierno formar parte también, porque van a haber modificaciones, formar parte de esa presentación y tenemos nuestra presentación de cómo van a estar los trabajadores en esta versión 2.0 que hace el señor César Barros, porque queremos saber como se establecerán los barrios salmoneros, como van a ser considerados los trabajadores, porque sabemos que cuando se hace la ley, después del año 2006 y en esto hay responsabilidad del Gobierno respecto a los diversos aspectos, sanitarios, ambientales, porque luego se dan cuenta que no se tomaron los resguardos sanitarios”, añadió.

Dijo que hay preocupación por los empleos que faltan y se refirió al ordenamiento territorial, por lo que en medio de propuestas plantean de los barrios salmoneros, para ponerse de acuerdo cómo y cuando se va a producir, por lo tanto proponen un reglamento laboral, que determine lo que socialmente preocupan a los trabajadores del sector.

Fuente: http://www.diarioaysen.cl