(Euroalert).- A pesar de que la Unión Europea es líder mundial en materia de investigación y desarrollo tecnológico en acuicultura y aporta al planeta alrededor de la mitad de todo el pescado que consumimos, esta posición no se ha reflejado en un incremento de la producción, frente a lo que ha ocurrido en otras zonas del mundo. La Comisión pretende por ello relanzar el sector mediante la presentación de una nueva estrategia que aporte un nuevo impulso y promueva su crecimiento sostenible.

Tras un amplio proceso de consulta pública en la que han tomado parte las partes implicadas, y siguiendo el examen de la primera Estrategia Europea sobre acuicultura adoptada en 2002 en la que ya se señalaba el potencial de creación de empleo que el sector acuícola podía aportar a la economía comunitaria, la Comisión se ha propuesto relanzar este sector y aprovechar así el potencial existente en investigación y desarrollo.

La Comisión examina en su Comunicación las causas profundas del estancamiento de la producción acuícola comunitaria y estudia cómo mejorar la competitividad, la sostenibilidad y la gobernanza del sector.

Aspectos del desarrollo del sector acuícola comunitario

• En primer lugar, este sector puede ganar competitividad mediante un apoyo decidido continuo a la investigación y el desarrollo tecnológico, una mejor ordenación del territorio en las zonas costeras y las cuencas fluviales para facilitar al sector competir por sitio y agua, y la consideración de sus necesidades específicas en la política de mercado comunitaria en el sector de los productos pesqueros.

• En segundo lugar, seguirá siendo sostenible si continúa empleando métodos de producción respetuosos con el medio ambiente, mantiene unas normas rigurosas en materia de salud y bienestar de los animales y garantiza un alto nivel de protección de los consumidores.

• En tercer lugar, se puede hacer más para mejorar la imagen del sector y los aspectos relacionados con su gobernanza. El éxito de la acuicultura dependerá en gran medida de la existencia de un entorno favorable para estas empresas a escala nacional o local, y de ahí la voluntad de la Comisión de proporcionar directrices a los Estados miembros y a las autoridades regionales para velar por que medidas locales, nacionales y comunitarias específicas ayuden al sector a aprovechar plenamente sus bazas.

La Comisión cree que un sector acuícola fuerte y revigorizado serviría decatalizador del crecimiento de los sectores relacionados y contribuiría al desarrollo de las zonas rurales y costeras. Además, los consumidores disfrutarían de alimentos sanos y de alta calidad producidos respetando el medio ambiente. Estas son algunas de las ventajas cruciales que facilitaría una actuación europea concertada a todos los niveles para aprovechar plenamente el potencial del sector acuícola.

Fuente: http://euroalert.net/