La piscicultura es una actividad productiva fomentada desde hace varios años en la Argentina y en la región NEA en particular. Sin embargo, y a pesar de que se conjugan muchas de las características deseables para su éxito, en Corrientes estos emprendimientos son escasos en número.

 

El mercado del pescado en el ámbito nacional y mundial atraviesa un buen momento. El consumo de especies de aguas dulces o saladas está en franco ascenso, con una marcada tendencia a incrementarse. La única manera de satisfacer la demanda es a través de la pisicultura.

De unos años a esta parte esta actividad pasó a producir aproximadamente el 50 por ciento del volúmen mundial de pescados que se consumen en la actualidad. Los especialistas consideran que será una de las únicas vías para proveer de pescados para el consumo en los próximos años. La actividad pesquera sin control está poniendo en riesgo la población de distintas especies.

Teniendo en cuenta estos antecedentes, un equipo de investigadores del Instituto de Ictiología del Nordeste (INICNE) de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) y del INTA, trabajará en un proyecto que tiene por objetivo difundir e instalar de manera permanente a la piscicultura en Corrientes.

El trabajo denominado "Desarrollo y Transferencia de Tecnologías en Piscicultura: Control de la reproducción, alevinaje, sanidad y nutrición aplicado al cultivo de bagre y pacú", es uno de los proyectos aprobados en la convocatoria de los PFIP 2006.

El equipo de científicos encabezados por el doctor Hugo Domitrovic aspira a desarrollar nuevas tecnologías aplicadas a la reproducción de peces en estanques. Las actividades incluirán una etapa de investigación, y posteriormente la transferencia de tecnología y conocimiento al sector productivo.

El proyecto no tiene un lugar específico de ejecución, sino que se trabajará en unidades demostrativas. En la EEA del INTA en El Sombrero funcionará una de esas unidades, y hasta allí se podrán acercar los productores para consultas. En el caso de existir emprendedores interesados en la actividad y que cuenten con tajamares, lagunas o excavaciones, los profesionales se trasladarán hasta el lugar.

Fuente: Dirección de Prensa de la UNNE