El ministerio chileno de Agricultura, a través del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), aprobó el día 9 una vacuna contra la anemia infecciosa del salmón (ISA), elaborada por el laboratorio Centrovet. 

Según el gerente general de la institución, David Farcas, se trata de la primera alternativa inmunológica desarrollada en Chile destinada a combatir la patología que afecta a la industria salmonicultora local, una de las más importantes del país.

La vacuna, desarrollada de acuerdo con todos los estándares internacionales, será comercializada a partir de junio próximo y se espera producir 60 millones de dosis durante 2009.

La nueva vacuna, cuyo desarrollo requirió dos años de investigación, fue obtenida a partir del virus presente en los peces del sur del país y representa una inversión del orden de los 6 millones de dólares.

Se trata de una alternativa inyectable que ha sido desarrollada con técnicas de Ingeniería Genética, logrando la generación de "partes virales" en levaduras, con lo cual el riesgo de reproducir la enfermedad no existe.

Farcas destacó que "a través del desarrollo de esta vacuna, nuestra compañía farmacéutica quiere contribuir al desarrollo científico, y asimismo, hacer un aporte relevante al desarrollo de la acuicultura".

El ejecutivo agregó que el desarrollo de la vacuna fue posible gracias al apoyo de la autoridad sanitaria, representada por el SAG y de la autoridad económica, representada por Corporación de Fomento (Corfo).

Fuente: Xinhua