KOCHI.- Las exportaciones de alimentos de origen acuático a Japón han sufrido un golpe después que el regulador de alimentos ha detectado residuos de pesticidas en los embarques de camarón de cultivo.

El incidente ha generado preocupaciones debido a que Japón es el segundo mayor importador de alimentos de origen acuático, después de la Unión Europea (UE).

La Japanese Food and Safety Authority (JFSA) ha detectado el Pendimethalin, un residuo de pesticidas, a niveles superiores del estándar en un embarque del camarón de cultivo de una empresa en Tamil Nadu’s Tuticorin.

Después de la detección el Ministro japonés de Salud, Trabajo y Bienestar ha alertado a los Directores de la Estación de Cuarentena (QSD) para fortalecer el monitoreo y las inspecciones de los camarones provenientes de la India.

Fuente: Business Standard