CARTAGENA (El Universal).- La reducción de la riqueza pesquera en los océanos del mundo empieza a despertar el interés de los investigadores por desarrollar nuevas técnicas para el cultivo de peces, con especies que sean de fácil desove, de alta fecundidad y comercialmente rentables. 

En Cartagena, en el Centro de Investigación de la Acuicultura de Colombia (Ceniacua), en Punta Canoa, norte de la ciudad, se desarrolla la primera experiencia de larvicultura de Cobia en Colombia, a través de una alianza en la que también participan el SENA, a través del Centro Náutico Acuícola y Pesquero, y el Centro de Educación, Investigación y Recreación (Ceiner), de las Islas del Rosario.

El Cobia es una especie que tiene su hábitat en océanos tropicales. Su nombre científico es Rachycentron Canadum y el común es Bacalao. (ver recuadro).

“El enfoque es la captura, el manejo de reproductores y cría en cautiverio de peces Cobia, una especie nativa que por su alto rendimiento – cinco kilos de carne magra o filete al cumplir un año – es apetecida y rentable comercialmente”, advierte Ciro Castillo Cabarcas, director (e) del SENA en Bolívar.

El funcionario agrega que “el proyecto contempla transferencia tecnológica y será oficializado y presentado en el mes de mayo, y permitirá en estos novedosos frentes, el fortalecimiento de competencias, de aprendices, instructores y a la vez fortalecerá la productividad, competitividad, y el desarrollo sostenible del subsector acuícola y pesquero”.

Juan Felipe Sierra De la Rosa, investigador y director del Programa de Diversificación de Ceniacua señaló que la investigación se desarrolla desde hace casi dos años. El programa tiene dos fases: una la captura de reproductores silvestres de Cobia, adelantadas en las costas de La Guajira, Punta Canoa (Cartagena) y en Rincón del Mar (Sucre). Hasta ahora se han adelantado 22 capturas de Cobia para la investigación, buscando los mejores reproductores para la fase comercial del programa. Las capturas se desarrollan entre las 5 de la tarde y las 7 de la noche, y entre 5 y 6 de la mañana.

La segunda etapa del programa es la implantación del cultivo de Cobia en el Caribe colombiano y la producción de semillas de Cobia en laboratorios, para luego llevarlos a jaulas marinas flotantes donde logran alcanzar un tamaño comercial. Esos sitios están aún por definir.

Un Cobia, en tamaño de cosecha, puede pesar entre 4 y 6 kilos y su fase de engorde puede durar hasta un año.

En el mercado internacional, un kilo de Cobia puede cotizarse en 10 dólares

En todo este proceso, se ha contado con la asesoría de investigadores de la Universidad de Miami y el apoyo del ICA, Dimar, Incoder, la Universidad Jorge Tadeo Lozano y la Comercializadora Internacional Antillana, interesada en comercializar la especie. Este proceso se desarrollaría en el 2010 y su mercado sería los Estados Unidos.

En el mundo los mayores productores de Cobia son China y Taiwan. También son productores Panamá, Belice, México, República Dominicana, Costa Rica y Puerto Rico.

Características

El ciclo de vida de un Cobia puede alcanzar los 15 años y su peso máximo es de 61 kilogramos. Su tamaño máximo puede alcanzar los 2 metros. La fecundidad de este pez es tal que puede producir entre 400 mil y 5 millones de huevos, aunque la supervivencia de estos huevos es sólo del 10%, aproximadamente.

Estos nacen a las 24 horas y completan su desarrollo a los 25 días. Las temperaturas de las aguas en las que habita el Cobia fluctúan entre los 16 y 32º C.

Las épocas de desove del Cobia es entre abril y octubre, pero en Colombia la época más propicia para ese proceso es entre septiembre y octubre.

La carne de esta especie es blanca y de textura suave, y su comercialización se da en forma de filete.

Fuente: http://www.eluniversal.com.co