GUAYAS.- La Subsecretaría de Acuacultura y la Dirección Nacional de los Espacios Acuáticos (DIRNEA) vienen realizando una serie de inspecciones como paso previo para el inicio del proceso de regularización de las explotaciones acuícolas.

Para la realización del tramite se ha presupuestado un costo de $7,000, en pago de tasas y asesoramiento privado para la elaboración de mapas de las explotaciones acuícolas, estudios de impacto ambiental y diseño de un plan de reforestación del manglar.

De acuerdo con declaraciones de los funcionarios de la Subsecretaría de Acuacultura brindadas al informativo El Universo, a la fecha existen 154 solicitudes de regularización, de las cuales solo cuatro ya han sido aprobadas. Según los funcionarios el factor que ha frenado el proceso de regularización ha sido la contratación de consultores privados, muchos de los cuales han dado un interpretación equivocada de la Ley de Soberanía Alimentaria de revertir las tierras usadas por las explotaciones acuícolas al Estado, sin considerar el trabajo realizado y el impacto económico y social.