(El Ciudadano).- Diputados del PPD y PS cuestionan los términos del proyecto para  modificar las normas de concesión acuícola, iniciativa de ley enviada por el ejecutivo al Parlamento, criticando además el actuar de los empresarios, por la ola de despidos en el sector y los abusos con sus trabajadores.

Esta medida se enmarca en el plan de rescate fiscal a la industria salmonera, el texto permite entregar las concesiones como prenda sin desplazamiento para facilitar la entrega a la industria de créditos por parte de los bancos.

El 28 y 29 de abril en la comisión de pesca de la Cámara de Diputados, se votará hasta despacharse el proyecto de ley que facilita la entrega de créditos a la industria salmonera.

El texto, fruto de las conversaciones entre la Mesa del salmón, instancia que reúne a empresarios con organizaciones ecologistas, genera el rechazo de parlamentarios del PPD y PS, porque los trabajadores se ven excluidos de los beneficios del proyecto.

Los diputados René Alinco PPD y Fidel Espinoza PS, no respaldarán el plan fiscal de 450 millones de dólares para rescatar a la industria del salmón, ya que no se puede legitimar la actual situación laboral en el rubro.

Alinco de hecho fue enfático en señalar las resistencias al proyecto, ya que “los trabajadores quedan totalmente desprotegidos”, dándole poca viabilidad en la Cámara, ya que “la comisión opina preliminarmente que el proyecto no se va a votar”, sino se incluye una serie de indicaciones para proteger a los trabajadores del rubro.

En tanto, Fidel Espinoza señala que no existen las condiciones para aprobar el proyecto, ya que en el contexto de la crisis económica, los industriales lograron respaldo del ejecutivo con este plan de rescate, pero no asumen la responsabilidad de atenuar los efectos en mantener la mayor cantidad de empleos posibles, “una cosa es que haya una crisis, pero no han esperado siquiera a que el Gobierno actúe para atenuar los despidos”, señaló.

Según Espinoza, los recientes despidos en Aqua Chile y otras empresas, impide legitimar la propuesta de la mesa del salmón y  respaldar el texto, “el proyecto los beneficia a ellos, pero por detrás actúan de una manera irracional, lamentable”.

La crisis económica y los efectos del virus ISA y del piojo de mar en el recurso marino, motivaron de parte del Gobierno un plan de rescate, que consiste en aportes estatales por 450 millones de dólares  anunciado por la Presidenta Bachelet en Enade.

El rescate de 450 millones de dólares será traspasado por bancos privados, pero a cambio de garantías, como las concesiones acuícolas de las firmas y por eso el texto facilita el actual mecanismo de traspaso contemplado en la ley.

Para dirigentes artesanales, la reforma básicamente permitiría la “privatización del mar”, ya que estos bienes fiscales serían objeto de ingresar a los activos de las firmas salmoneras y posteriormente de los bancos, como lo señala el secretario general de la Conapach, Cosme Caraciollo.

Fuente: http://www.elciudadano.cl