La presencia de gusanos parásitos en las poblaciones de anguilas locales, es una infección que preocupa a los científicos de dos universidades de Nova Scotia.

Estos fueron descubiertos por primera vez en las anguilas américanas en el Puerto Sydney y el río Mira en el 2007, y desde entonces se han hallado en la mayoría de poblaciones a través de los ríos y estuarios de Cape Breton.

Lydia Rockwell-Thompson, una estudiante en la Saint Mary´s University, que estudia los peces y sus parásitos en las islas, hizo el descubrimiento, la primera ocurrencia documentada de la infección en aguas canadienses.

Rockwell-Thompson encontró que seis de las 10 anguilas recolectadas del río Mira y uno de cinco del Puerto Sydney estuvieron infectados con 1 a 11 gusanos por anguila.

Ella indicó que las anguilas pueden ser infectados en todas las etapas de su ciclo de vida por consumir zooplancton, insectos acuáticos, caracoles, anfibios, crustáceos y otros peces.

La larva del gusano parasito puede hallar la forma de nadar hasta la anguila. El gusano adulto puede crecer hasta 04 centímetros los machos y las hembras hasta 05 centímetros.

El parasito tiene su origen en Asia donde infecta a las poblaciones de anguila japonesa sin causar daños serios. Pero las anguilas europeas y americanas son menos resistentes a la infección.

El comercio internacional de anguilas condujo a la introducción accidental del parasito en Europa en los años 80. El primer caso documentado en Norteamérica se dio en 1995 en una instalación de acuicultura del sur de Texas en donde se cree que elvers (anguilas juveniles pigmentadas) infectadas fueron enviadas por un proveedor.

Fuente: The Chronicle Herald