En una nota de prensa publicada por Pwe Environmental Group del 23 de abril, el grupo anunció el envió de una carta a la Food and Drug Administration (FDA) advirtiendo sobre las amenazas potenciales relacionadas a la descarga de medicamentos prohibidos en el ambiente marinos, así como los riesgos para los seres humanos.

Salmon of the Americas (SOTA) se ve obligado a corregir las declaraciones erradas de PEW y garantiza a los consumidores sobre la salubridad y significativos beneficios nutricionales obtenidos del consumo de salmón de cultivo proveniente de Chile.

Los tratamientos médicos para el salmón de cultivo solo son aplicados cuando es absolutamente necesario. Todos los tratamientos (el medicamento/la dosis/ y la duración) son prescritos, aprobados y administrados al salmón bajo la supervisión de veterinarios certificados. Todos los tratamientos cumplen y son controlados por las organizaciones gubernamentales del sector. La cero tolerancia de residuos de antibióticos es mandatorio en el salmón de cultivo y periodos extensos abstinencia son prescritos y monitoreados por el Departamento de Pesca del Gobierno Chileno (Sernapesca) y la FDA de EEUU, previo a la cosecha y a su ingreso a EEUU.

Lo indicado por PEW de que los consumidores corren riesgos por la compra de salmón de cultivo, debido a los residuos de los medicamentos es falso e irresponsable.

SOTA repetidamente ha apoyado los esfuerzos de PEW para que la FDA incremente sus pruebas de los alimentos de origen acuático para asegurar que al consumidor estadounidense la absoluta salubridad de nuestro producto.

Fuente: Salmon of The Americas