SAN SALVADOR.- El mercado internacional perdió su apetito por el camarón de la costa salvadoreña. Ahora sólo queda el recuerdo de los volúmenes de exportación del crustáceo hacia Estados Unidos.

Y es que, el que fue el tercer principal rubro de exportación tradicional del país, después del café y el azúcar, ahora, prácticamente ha desaparecido.

Existes varios factores por los cuales se dejó de exportar camarón al mercado internacional, principalmente hacia Estados Unidos.

Uno de ellos está referido a los bajos precios del mercado internacional en donde su falta de rentabilidad no justifica la operación de las plantas de procesamiento.

Asimismo, la sobreexplotación del recurso no permite la captura en cantidades industriales del crustáceo.

Las estadísticas del Banco Central de Reserva, BCR, dan una muestra del comportamiento de las exportaciones del camarón, en donde la caída en picada desde 2003 a 2009 refleja la desaparición del rubro hacia el mercado internacional.

En 2003 se obtuvo en exportaciones 10 millones 800 mil dólares; en 2004, se redujo a más de la mitad y se obtuvo 5 millones.

La caída no se detuvo. Un año después, la exportación fue de 2 millones 900 mil dólares. En 2006 volvió a caer a 2.4 millones, y en 2007 solo se exportó 800 mil dólares, de acuerdo con el BCR.

Pero para 2008 y el primer trimestre de 2009, las exportaciones se encuentra en cero.

Para Manuel Oliva titular de la Dirección General de Pesca y Acuicultura, Cendepesca, la bonanza de la industria se dio en la década de los 90 cuando en el país estaban instaladas 12 plantas procesadoras de camarón.

"A estas alturas habrá, quizá, tres plantas nada más y en este momento no procesan camarón para exportar porque la poca disponibilidad de producto no les permite operar", dijo Oliva.

Y es más, aunque las empresas estuvieran capturando camarón y existieran plantas para poder procesar el crustáceo y exportarlo, "los precios en el mercado estadounidense están bajos y no son atractivos para la exportación, la industria no se va a recuperar tan fácil", explicó el director de Cendepesca.

Rolando Sáenz, miembro de la Cámara Salvadoreña de la Pesca, Campac, agregó otro elemento para que el país haya dejado de exportar camarón.

Dijo que países asiáticos, como China y Vietnam, han invadido el mercado estadounidense con camarón de estanque a bajo precio y mala calidad y el producto salvadoreño "ya no fue rentable", indicó.

Con esa variable, los exportadores comenzaron a abastecer el mercado local a buenos precios y "ellos mismos prefirieron no exportar", dijo Sáenz.

Norberto Romero, de la Confederación de Pescadores Artesanales, Confepesca, dice que "el rubro está por el suelo y sale mejor comercializar el producto a nivel local que exportarlo".

NUEVAS POLÍTICAS

Romero dice que el nuevo gobierno debe implementar políticas que permitan al sector desarrollarse nuevamente invirtiendo en los recursos costeros que actualmente se encuentran descuidados. Para Manuel Oliva, de Cendepesca, se requiere explorar nuevos mercados en Estados Unidos y potenciar el de Centro América y el Caribe, de lo contrario, será imposible que se recupere la industria. En todo caso, dicen que la tarea es cuesta arriba.

Fuente: http://www.elsalvador.com