ALGARVE.- A Companhia das Pescarias do Algarve (CPA) pretende reactivar la captura del atún y va a instalar dos armazones en Sotavento.

El regreso de una tradición que dio sustento a muchas familias hasta el final de la primera  mitad del siglo XX aparece ahora en nuevos moldes, un proyecto cuya inversión asciende a 10 millones de euros.

Para esto, la empresa pretende aprovechar parte del conocimiento generado en la última década por los japoneses de Tunipex, responsable de la creación de una moderna infraestructura para el atún, que funciona en Tavira.

El presidente del consejo de administración de CPA, Carlos Souza Reis, reveló que la inversión puede implementarse en un plazo de un año y se localizará en alta mar, en un lugar entre Tavira y Faro.

A pesar de no querer revelar los pormenores en cuanto a la localización, el presidente anterior de Ipimar indicó que el proyecto se realizará en dos fases e integra varias inversiones paralelas, como una exploración de la acuicultura offshore o en una unidad de valorización de pescado.

De acuerdo con los funcionarios de CPA, la integración de la pesca del atún con la acuicultura es uno de los dos pasos para llegar a la producción de especies rentables como el mejillón, la ostra y las algas en el océano.