La Virginia Seafood Council ha propuesto un proyecto para continuar evaluando la factibilidad del cultivo de ostras exóticas.

 

Bajo un plan presentado a la Virginia Marine Resources Commission en Febrero, 15 productores podría cultivar un total de 1.5 millones de ostras Crassostrea ariakensis, en 15 lugares de la bahía, sus tributarios y la línea costera.

Las ostras obtenidas en hatchery han sido esterilizadas para reducir el riesgo de la introducción accidental de esta especie en la bahía Chesapeake.

Las pruebas anteriores mostraron que las ostras, nativas de Asia, crecen más rápido y son más resistentes a las enfermedades, que la ostra nativa C. virginica, cuyas poblaciones se están reduciendo.

Las pruebas también indican que la producción de ostras puede ser rentable para los productores.