(El Correo Gallego). La playa Mar de Lira, en Carnota, se convirtió ayer en un gran banco de pruebas para la Consellería de Pesca. Este departamento, dentro del plan de repoblación de especies marinas, soltó 2.300 alevines de lubrigante en una zona incluida dentro de la futura reserva de Os Miñarzos, donde en abril liberará otros 4.000 juveniles más.

 

Esta experiencia es nueva, ya que es la primera vez que se soltaron inmaduros de lubrigante no sólo en aguas de Galicia sino en las de toda la costa española. En Europa, sólo en Noruega se realizó una repoblación similar.

La conselleira de Pesca, Carmen Gallego Calvar, acompañada de la directora xeral de Innovación e Desenvolvemento Pesqueiro, Fátima Linares Cuerpo, y el patrón mayor de Lira, Juan Manuel Gómez Leis, asistió ayer a la suelta de 1.500 ejemplares de lubrigante, a los que hay que sumar otros 800 que se liberaron el pasado viernes. Gallego presenció la repoblación desde el buque del servicio de guardacostas Irmáns García Nodal, en la que se trasladó desde el puerto de Muros hasta la playa Mar de Lira.

Los alevines, de unos 5 centímetros de longitud, no serán maduros hasta dentro de cuatro o cinco años. Para que la experiencia sea positiva deberá sobrevivir entre el 7 y el 8 por ciento de los ejemplares repoblados. La suelta se realizó desde una pequeña embarcación una por una en una zona cercana a rocas.

Gallego explicó a los periodistas que la acompañaron en la travesía que para llevar a cabo esta suelta se recogieron en el medio natural hembras ovadas que mezclaron con otras que fueron fecundadas en las instalaciones del Instituto Galego de Formación en Acuicultura (Igafa), ubicado en A Illa de Arousa. Los ejemplares fueron marcados con una etiqueta magnética de un milímetro codificada que se introdujo en su interior con el fin de hacer un seguimiento.

La conselleira de Pesca indicó que el plan de repoblación de especies marinas en el litoral gallego se inició en octubre de 2005 con una suelta de 10.000 alevines de rodaballo en Muxía. También se liberaron otros tantos en la ría de Arousa.

Gallego anunció que próximamente también se soltarán ejemplares de ollomol (besugo), probablemente en la ría de Pontevedra. A este respecto, afirmó que se eligieron esas especies por ser rentables y fáciles de comercializar. No obstante, quiso dejar claro que se trata de una experiencia a largo plazo.

Fuente: http://www.elcorreogallego.es