Un negocio en Alabama que emplea 2700 personas y tiene un impacto económico de $500 millones puede estar en peligro. El negocio es el cultivo de catfish.

La International Trade Commission de EEUU decidirá si el país podría continuar con un impuesto antidumping sobre las importaciones vietnamitas.

El Rep. Artur Davis esta trabajando para asegurar que los productores de catfish de Alabama puedan estar protegidos del pescado vietnamita denominado basa y tra, variedades baratas de pescado congelado etiquetados como catfish.

“Este es un tema muy importante para el estado de Alabama” explico Davis.

Este tema viene desde el año 2003 cuando el mercado fue inundado con basa y tra comercializados a precios entre 44 a 64% menores a lo de su valor. La drástica disminución de precios ubico a los productores estadounidenses de catfish en una difícil situación.

El Departamento de Comercio de EEUU fallo a favor del establecimiento de un impuesto antidumping sobre el pescado vietnamita en el 2003, pero esto ha expirado.

Varios congresistas enviaron una carta a la comisión para mostrar su apoyo a la industria de la crianza de catfish y consultar sobre la continuidad del impuesto antidumping.

Fuente: Selma Times Journal