QUELLÓN.- Por primera vez un estudio científico encargado por el Servicio Nacional de Pesca al Laboratorio Plancton Andino demostró que la industria salmonera es causante de la presencia de marea roja en Quellón, al sur de Chiloé. Esto se comprobó luego que los especialistas registraran que las embarcaciones que trasladan salmones vivos desde la Región de Aysén al Archipiélago presentaron altos índices de células positivas de Alexandrium Catanella, la causante de la marea roja. 

El informé detectó un promedio de 200 células Alexamdrium Catenella por litro de agua analizado. Este alarmante resultado ha generado el cierre de lugares de extracción de mariscos y la imposibilidad de cosechar los mitílidos de varias empresas locales.

Así lo informó a Ecoceanos News, el Presidente de la Asociación de mitilicultores de Quellón, Armando Salinas, quien precisó que “la contaminación que ha provocado la industria del salmón a través de sus centros de acopio y los traslados de peces vivos en los buques wellboat arrojando una cantidad impresionante de células de Alexamdrium Catenella en las áreas del Programa de Saneamiento de Moluscos Bibalbo (PSMB), tiene a los mitilicultores con un daño económico, ambiental y social tremendo”.

Agregó que “dentro del la zona del PSMB, si a los mitilicultores nos detectan una célula de Alexamdrium Catenella nos cierran el área, en cambio la industria del salmón acaba de arrojar un billón de célula comprobadas por el Sernapesca y no se ha toma ninguna medida de control y resguardo”.  

Salinas explicó que “antes del 17 de marzo cuando se detecto la presencia de marea roja y se decretó el cierre de toda el área de Quellón, la responsabilidad de la industria salmonera era un supuesto, pero en la actualidad es un hecho comprobado científicamente a través de análisis de fitoplancton”. A juicio del dirigente gremial, estaríamos frente a un hecho de “bioterrorismo”.

El dirigente gremial denunció que “en Quellón hay 50 mil toneladas de choritos que están paralizadas y 4 millones de colectores. Hay dos mil personas que dependen de la mitilicultura y que hace tres meses se encuentran cesantes, entonces el daño económico es terrible. Son pequeños mitilicultores no tienen “espalda” y la gente que trabaja en esto vive el día a día”.

Además del impacto social, Armado Salinas aseguró que es muy probable que se produzca un impacto ambiental, porque de no encontrar respuesta a sus demandas, “las 50 mil toneladas de choritos se van a ir al fondo del mar con el consiguiente desastroso resultado de materia orgánica, lo que produce un fenómeno de falta de oxígeno que no nos permitiría en al menos 2 a 3 años cultivar en los canales que hoy día estamos”.    

SERNAPESCA NO CUMPLE CON SU ROL FISCALIZADOR

Armando Salinas agregó que las autoridades son también responsables de esta catástrofe ambiental, al no cumplir con su rol fiscalizador. Sernapesca es la entidad encargada de autorizar y/o fiscalizar las actividades de traslado de todo organismo hidrobiológico vivo, procedente de un centro de cultivo o de un banco natural. Así lo establece el Reglamento de Plagas Hidrobiológicas, que según denuncian los mitilicultores fue vulnerado en dos de sus puntos.  

Dicho reglamento establece que “no se autorizará aquellos traslados con fines de reingreso al medio de organismos hidrobiológicos o de estructuras de cultivo cuando el área FAN (zona o área donde se detecta frecuentemente la presencia de un florecimiento algal nocivo) se encuentra en manifiesta plaga, ello determinado por la persistencia de la especie en el área y porque su abundancia relativa es superior a 2”. En este caso, llego a escala 6 siendo extremadamente abundante.

Además, la norma señala que “no se autorizara el ingreso de organismos vivos en sectores o centros del cultivos cuya actividad está adscrita al PSMB”.  

Estas dos faltas graves llevaron a que en la actualidad comunidades costeras, pescadores artesanales y mitilicultores de Quellón enfrenten una de las peores crisis sanitaria, ambiental y social de su historia.   

Para la Asociación de Mitilucultores de Quellón, el Director regional de Sernapesca, Francisco Fernández, ha tenido un comportamiento negligente. “Él tiene la facultad de poder fiscalizar los wellboat, pero él no ha hecho nada ni siquiera se ha presentado en Quellón”.  

Entre las demandas, está el establecer barreras sanitarias y no permitir el ingreso de los wellboat con agua contaminada con marea roja a la Décima Región.

Fuente: http://www.ecoceanos.cl