SAN JOSE (EFE).- El Gobierno costarricense afirmó hoy que tomará las medidas necesarias para que Estados Unidos levante el embargo impuesto a las importaciones de camarón de este país desde el pasado 1 de mayo, con el argumento de que la industria pesquera no garantiza la protección de las tortugas marinas.

El Instituto Nacional de Pesca y Acuicultura (INCOPESCA) indicó hoy en un comunicado que el país "está tomando acciones inmediatas para buscar la recertificación y lograr nuevamente el acceso a ese mercado".

"Con este objetivo, en el curso del presente año el país demostrará que se han implementado mejoras regulatorias dirigidas a lograr un esquema eficiente de sanciones ante los eventuales incumplimientos, que pueda ser equivalente con la legislación estadounidense", detalló el presidente ejecutivo del INCOPESCA, Luis Dobles Ramírez.

El Departamento de Estado de EE.UU. impuso el embargo al camarón costarricense porque, a pesar de que la legislación local exige el uso de dispositivos para proteger a las tortugas, mejor conocidos como DET's, organizaciones ambientalistas denunciaron que constantemente se han presentado incumplimientos y que las autoridades no han aplicado ninguna sanción.

Dobles Ramírez manifestó que Costa Rica cuenta desde hace 10 años con un programa para la verificación del uso apropiado del DET.

Sin embargo, el camarón del país ha sido vetado por EE.UU. en cuatro ocasiones desde 1999.

"El INCOPESCA trabaja activamente para que se cumpla la normativa de protección de las tortugas marinas en la pesca del camarón y este es un hecho reconocido a nivel internacional", aseguró el funcionario.

Como parte de este trabajo, agregó Dobles Ramírez, "el programa de verificación ha colaborado activamente en el establecimiento de procesos judiciales encaminados a determinar el incumplimiento de la normativa de protección de tortugas".

Según el funcionario, Estados Unidos eliminó la certificación del país para exportar camarón a su mercado debido a que la aplicación de sanciones por parte de las autoridades costarricenses no es comparable al sistema estadounidense.

"En este sentido, el sistema costarricense debe ser objeto de mejoras. Vamos a demostrarles que estas mejoras se están dando y que estamos trabajando bien", subrayó Dobles Ramírez.