Ceuta (Europasur). El secretario general de la Unión General de Trabajadores (UGT), Antonio Gil, pidió ayer a la Ciudad Autónoma que resuelva el conflicto con la empresa Acuicultura antes de que finalice la legislatura actual. "Es verdad que se están cumpliendo los objetivos marcados por el Ejecutivo, sin embargo, consideramos que este asunto debería quedar solventado antes de las próximas elecciones", apuntó Antonio Gil.

 

Por otro lado, el representante de la organización sindical recordó que todavía quedan pendientes los casos de cuatro trabajadores encargados de la vigilancia y del gerente de la empresa, a los que hay que ofrecer una salida laboral como se viene haciendo con el resto de la plantilla.

Los trabajadores llegaron a un acuerdo con el presidente Juan Vivas para ser recolocados en otros puestos de la Administración Local. A cambio, los miembros de la plantilla renunciaban a acudir al Juzgado de lo Mercantil y tratar sus despidos de forma individual para no alargar la situación de quiebra de Acuicultura.

Los afectados también aceptaron renunciar al 50 por ciento de la indemnización que les correspondía, así como a su antigüedad en el organigrama municipal.

Fuente: http://www.europasur.com