Un creciente número de camaroneros están dejando la actividad e incursionando en el cultivo de arroz. Ellos no encontraron lucrativo el negocio. ¿La razón?

“El cultivo de camarón ha afectado a nuestra villa, el agua subterránea esta muy salada para ser bebida” destacó Krishnapada Mandal.

La Villa Khalsi, en el distrito de Khulna, se ubica cerca de Sunderbans, el mayor bosque de manglar del mundo.

En los años 80, cuando Bangladesh vivió un boom el cultivo de camarón, Mandal convirtió sus terrenos de cultivo de arroz en estanques para el camarón. Pero dos décadas después, ellos están dando paso a los manglares. “El cultivo de arroz es imposible” expresó Mandal.

Mandal se ha unido a muchos productores de los distritos costeros de Khulna, Satkhira y Bagerhat quienes están protestando contra los peligros de salinización por el cultivo de camarón.

Fuente: Down to Earth