(La Tercera).- La Sociedad Nacional de Pesca informó que las exportaciones entre enero y marzo fueron de US$334 millones; un 12,1% superior al mismo periodo en el año anterior que registró US$ 297.7 millones.

Según Sonapesca, el incremento en las ventas al exterior, se produjo por los mayores desembarques de especies pelágicas y de pesca fina, que fueron destinados al consumo humano directo con ingresos por US$ 175 millones.

Los volúmenes exportados alcanzaron 213.070 toneladas, cifra que  significó un aumento de 25,8% respecto a marzo de 2008.

El aumento en las capturas de sardina común, anchoveta y jurel, en la zona centro sur, elevó la producción de harina de pescado en un 26,7% con retornos por US$ 108,2 millones.

Las harinas prime y superprime, representaron ventas por US$ 81 millones, un 75% del total. El precio no ha registrado mayor fluctuación, promediando US$ 927 la tonelada durante el primer trimestre. China importó el 54,7% de los envíos por US$ 59,2 millones.

Las ventas de aceite de pescado se redujeron en 30%, principalmente por la caída en el precio promedio, que con un promedio de US$ 900 la tonelada, representa una baja de 16,8%.

Los envíos de congelados llegaron a US$ 122,6 millones, cifra 14,5% superior a marzo de 2008. La recuperación de las capturas de jurel permitió que las ventas de congelados llegaran a US$ 22,2 millones. Entre los demás recursos, destacan merluzas por US$ 26,4 millones; choritos US$ 19,4 millones; y bacalao de profundidad US$ 14,4 millones.

Los principales mercados para productos congelados fueron Estados Unidos, Nigeria y España.

En conservas, se exportaron US$ 36,2 millones con un alza de 83% de conservas de jurel, con 14,9% de aumento en cantidad y 59,6% en precio. Los retornos de los demás pescados en conserva aumentaron en 75%.

INVERSIONES

En cuanto a las inversiones del sector en el periodo, Pesquera Coloso, invirtió US$ 5,3 millones en el cultivo de pez dorado (Seriola lalandi) que tiene una alta demanda en Asia. La primera cosecha será el 2010, cuando los peces alcancen el tamaño comercial de 3,5 kilogramos.

Pesquera Itata S.A. incorporó a su flota la nave "Don Alfonso", con una inversión de US$ 20,5 millones.

Pesquera Bío-Bío integró a su flota el pesquero "Pelícano", que implicó una inversión de US$12,5 millones. La nave, equipada con alta tecnología para la captura y preservación de la pesca, destinará los desembarques a productos para consumo humano, lo que requiere un aumento en mano de obra.

Fuente: http://www.latercera.com