Los investigadores en la University of Guelph han usado técnicas de código de barras para el ADN para encontrar nuevas formas de controlar la diseminación del piojo del salmón, un parasito que esta desbastando a las poblaciones silvestres de salmón del Pacifico y cuesta a la industria del cultivo de salmón millones de dólares cada año.

El equipo de investigación, liderado por la profesora de biología integrada Elizabeth Boulding, también confirmó que el piojo del salmón del Pacifico es distinto de las “especies hermanas” de los piojos de salmón que plagan la Costa Este y la pesca y acuicultura del salmón a ambos lados del océano Atlántico.

Sus hallazgos han sido publicados en el Journal Aquaculture Research.

El equipo descubrió diferencias significativas en las frecuencias genéticas entre las muestras de piojo de mas del salmón capturado en diferentes lugares de costa de British Columbia, así como entre muestras de salmones silvestres y de crianza tomadas en las mismas zonas. Esto sugiere un bajo nivel de migración del piojo entre los peces silvestres y de crianza, pero Boulding es precavida sobre las conclusiones que pueden obtenerse de los datos.

“Observamos una considerable diferencia de la estructura poblacional en la frecuencia de los genes entre las diferentes poblaciones” manifestó Boulding, agregando que la dispersión del piojo parece estar limitado durante su fase larval en donde nadan libremente. Esto sugiere que el piojo no puede ser transmitido entre los peces silvestres y de cultivo si las granjas se mantienen lo suficientemente lejos de las rutas de migración del salmón silvestre.

“Sin embargo, con la finalidad de conocer como el piojo del salmón es transmitido entre el salmón silvestre y los peces de cultivo, nosotros necesitamos realizar muchos mas estudios con cientos de muestras, todas tomadas en el mismo año, de las cinco especies silvestres del salmón del Pacifico (Chinook, coho, sockeye, pink y chum) y de las piscigranjas en toda la región”.

Los piojos del salmón se presentan de forma natural en la región, generalmente no causan problemas a los peces adultos. No obstante, desde el inicio del cultivo del salmón, los piojos son hallados en altas densidades en algunas áreas debido a la presencia de grandes números de peces que viven cerca de las redes de cultivo. Los salmones juveniles (smolts) son vulnerables a la infección-

Trabajando con el Biodiversity Institute of Ontario (BIO), el equipo de investigación extrajo ADN del piojo, obteniendo de esta forma la secuencia del “código de barra” genético mitocondrial y analizó las frecuencias de 45 alelos diferentes.

Además de confirmar que el piojo del salmón del Pacifico es una especie diferente, ellos encontraron frecuencias diferentes en las secuencias entre los piojos tomados de los salmones silvestres capturados en el Estrecho de Barkley y aquellos del Archipiélago Broughton. También encontraron diferencias genéticas entre el piojo hallado en los huéspedes silvestres y los provenientes de los peces de cultivo, y entre los piojos tomados de las piscigranjas en regiones diferentes. Las muestras de los huéspedes silvestres fueron tomadas en el 2005, mientras que las muestras de las piscigranjas fueron recolectadas en el 2006, lo cual podría explicar algunas diferencias.

Todo el salmón cultivado en British Columbia es salmón del Atlántico debido a que se adaptan mejor al cultivo en jaulas. Como sus primos silvestres, ellos son vulnerables a las infecciones del piojo del salmón del Pacifico, costando a la industria millones de dólares cada año en perdidas y ampliando las medidas de control químico.

Fuente: The Fish Site