SINALOA (Noroeste).- Con la caída de hasta el 30 por ciento en los precios del camarón y la venta de sólo el 30 por ciento de los inventarios por parte de Ocean Garden, el sector pesquero se enfrenta a una severa crisis de comercialización del producto. 

"Tenemos una caída estrepitosa en los precios de un 25 a un 30 por ciento, mientras que el año pasado tuvimos un repunte en los precios", Ricardo Michel Luna, dirigente de la Unión de Armadores del Litoral del Pacífico.

"Ocean Garden no ha vendido ni el 30 por ciento del camarón que tiene inventariado, estamos hablando del mercado internacional, la situación está grave, porque no hay ventas".

Señaló que la comercialización se convirtió en el principal problema del sector, por lo que se tiene que evaluar la forma de incrementar la presencia en el mercado nacional pues existen fundamentos de que la demanda de producto es fuerte.

"Se requiere coordinación para entrar al mercado nacional, el europeo aún esta muy lejos de nuestro alcance por todos los lineamientos que hay que cumplir, pero el mercado interno es nuestra mejor alternativa", dijo.

Los productores que venden su producto en el mercado nacional lo distribuyen únicamente en Zapopan, Jalisco y el mercado de la Viga en la Ciudad de México, sin embargo, Michel Luna señaló que se tienen que explorar las zonas fronterizas como Tijuana, Chihuahua y otras alternativas como Aguascalientes.

Uno de los retos que tienen que afrontar los productores es la competencia que representa el camarón de acuacultura, cuyo precio es inferior al de altamar.

"La acuacultura nos está impactando, porque la realidad es que la gente ya no quiere calidad, sino mejor precio", dijo.

En este sentido, se está impulsando un sello denominado "Camarón Silvestre Sinaloense" para lograr la diferenciación del camarón de altamar con el de acuacultura.

Fuente: http://www.noroeste.com.mx