(La Tercera).- Los bancos y las empresas salmoneras comenzaron a cerrar los acuerdos de reprogramación de deudas. Según altas fuentes de este último sector, ya son cinco las salmoneras que han logrado acuerdos con las instituciones financieras, entre ellas, Cultivos Marinos de Chiloé (de Francisco José López), Pesquera Yadrán (Felipe Briones), Trusal (familia Nenadovich) y Pacific Star (ligada a Pedro Hurtado). Esta última aún no firma los documentos definitivos, lo que debiera ocurrir en el corto plazo.

Según ejecutivos del sector financiero, los plazos promedio de repactación llegan a 7 años. Ese período considera cerca de dos años de gracia, plazo que tardarán en retomar su producción luego del impacto que produjo el virus ISA en sus operaciones.

El pool de bancos que participa en las negociaciones lo integran Banco de Chile, Santander, BCI, BBVA, Corp-Banca, Security y Rabobank, los cuales han acudido en forma transversal a la firma de los acuerdos.

Se estima que en la industria hay cerca de 40 productores, que suman deudas por unos US$2.000 millones, aunque la mayor parte se concentra en las compañías más grandes.

Según reveló el gerente de un banco negociador, en los acuerdos alcanzados las entidades financieras determinaron un sistema de garantías que incluye un mix de porcentajes accionarios en las salmoneras y la transferencia de las concesiones de dichas empresas. Dado que el interés de los bancos no es estar en la propiedad de las empresas, se estableció que dependiendo de las condiciones en que sea aprobada la reforma a la Ley de Pesca en el tema acuícola, se hará un rápido alzamiento de las prendas accionarias.

Sin embargo, en la banca advirtieron que si la ley, que ahora se discutirá en el Senado, no deja claramente establecida la posibilidad de transferir concesiones, los bancos deberán mantener las garantías sobre las acciones de estas compañías.

Además, hay incertidumbre respecto de la indicación que agregaron los diputados, que establece como causal de caducidad de una concesión que las empresas hayan cometido infracciones laborales.

El subsecretario de Pesca, Jorge Chocair, no se refirió a los temas más polémicos del proyecto de ley; sin embargo, dijo que "estamos en tierra derecha y esperamos que la próxima semana ya sea realidad, que se vote y se pueda despachar esa ley para el beneficio de todos", agregando que entendía que los "bancos están en muy buena disposición para ayudar".

FECHA TOPE  PRIMER SEMESTRE

Pese al avance, en la banca señalan que la negociación con las empresas más grandes ha sido difícil, por su menor flexibilidad a aceptar condiciones que den seguridad a los bancos en las reprogramaciones. Los bancos esperan que las reprogramaciones se cierren en el primer semestre, por lo que apuestan a la mayor disposición de las mayores salmoneras a negociar.

"La banca está esperando que el proyecto de ley se haga realidad para tener una mayor certeza respecto de dónde colocan sus recursos y creo que esta legislación les dará una mayor seguridad sanitaria", dijo Jan Stengel, gerente general de Pesquera Bío Bío.

"Esperamos que este nuevo marco legal siente las bases para un modelo distinto productivo, de manera de recuperar la salmonicultura", indicó Rodrigo Sarquis, presidente de Asipes y vicepresidente ejecutivo de Itata.

Beneficiándose de las versiones de prontos acuerdos, las acciones de las dos salmoneras en la Bolsa, Invermar y Multifoods, subieron 13%.

Fuente: http://www.latercera.com