(La Prensa). Las fincas camaroneras que exportan a la Unión Europea (UE) han logrado mantener la certificación sanitaria que garantiza que sus productos están libres de residuos de metales.

 

"Se están haciendo todas las pruebas y cada embarque que se envía está amparado por una certificación especial", aseguró Richard Pretto, administrador de la Autoridad de Recursos Acuáticos.

La UE restringió esta semana las exportaciones acuícolas de Costa Rica, tras realizar inspecciones técnicas en sus fincas exportadoras, lo que despertó preocupación entre los productores locales.

"Los exportadores pueden estar tranquilos porque se han cumplido todos los análisis que ha requerido la UE", dijo Leonardo Mariduena, gerente de Inspectorate, empresa que hace estas pruebas para las fincas panameñas.

"Inclusive se han elaborado los informes de 2006 y se prepara la programación para 2007".

Fuente: http://www.prensa.com