OSLO.- Miembros de Pure Salmon Campaign pidieron a Marine Harvest que elimine sus impactos ambientales destructivos a través de la separación de los peces de crianza y los silvestres, y encontrando nuevas fuentes de alimentos para los peces.

Marine Harvest es el mayor productor de salmón del mundo y controla mas del 20% del mercado. Pero, la mala gestión ambiental y la poca prioridad que da a la bioseguridad Marine Harvest y otros operadores acuícolas en Chile tuvieron efectos catastróficos sobre los trabajadores de la industria del salmón. Los brotes de la Anemia Infecciosa del Salmón (ISA, por sus siglas en ingles) en Chile han erosionado las ganancias de Marine Harvest.

La producción global de salmón de crianza en Chile ha disminuido en mas de 50% durante el 2009 y mas de 20 000 trabajadores han perdido sus empleos.

Desde la semana anterior, los representantes de la coalición mundial Pure Salmon Campaign viene reuniéndose en Noruega con miembros del Parlamento, productores de salmón, científicos, analistas financieros, periodistas, entre otros para discutir como las operaciones mundiales de Marine Harvest afectan adversamente el ambiente.

Mientras que los brotes de enfermedades y los problemas laborales se presentan como los principales obstáculos para Marine Harvest en Chile, el piojo de mar continúa plagando a las operaciones de la empresa en Canadá.