LEÓN (El Mundo).- El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, se mostró confiado este viernes en León de que las empresas que irrumpan en la crisis con propuestas en I+D+i y que apuesten por sectores energéticos y por la investigación en "asuntos que a todos nos interesen", marquen el camino para salir "fortalecidos" de la crisis económica. Herrera indicó que estas compañías sentarán las bases de una nueva economía "sostenible".

Este tipo de empresas que tienen propuestas en investigación, desarrollo e innovación, según el presidente autonómico y "navegan en la crisis",necesitan la ayuda de todas las instituciones. Por eso, Herrera aprovechó la asistencia del delegado del Gobierno en Castilla y León,Miguel Alejo, para pedirle la unidad de todos los organismos para impulsar la actividad productiva.

Herrera hizo estas declaraciones durante la inauguración de las nuevas instalaciones del Instituto Biomar, ubicado en el Parque Tecnológico de León, y que ha recibido de la Administración autonómica casi cuatro millones de euros de financiación desde el año 2000. La empresa se dedica al aprovechamiento de microorganismos marinos para su aplicación biotecnológica en diferentes áreas médicas e industriales.

Herrera apuntó que esta firma es un "ejemplo a seguir", ya que inicia su andadura en un momento en el que "no hay lugar para el conformismo" y ha apostado por la innovación y la externalización. Para la Junta, según su presidente, es un "prestigio" acompañar a este proyecto, que se incluye dentro de las más de una veintena de compañías que "van marcando para León una apuesta por la economía productiva industrial sobre las bases tecnológicas".

Con el Instituto Biomar trabajan organismos como la Universidad de León o el Centro de Cáncer de Salamanca, además de empresas del sector de la sanidad y la agroalimentación, a través de un sistema de alianzas, un potencial «que no debemos desaprovechar», según Herrera, y que se enmarca en la "estrategia específica" de la Junta de Castilla y León.

El Instituto Biomar nació en 1996 y cuenta en la actualidad con 40 empleados. Basa su producción en la microbiología marina para lograr la base para crear productos de salud, cosméticos o, por ejemplo, biodiésel, obtenido de microalgas compuestas por biomasa y otros aceites. La empresa cuenta con dos áreas de especialización y obtiene estos compuestos a partir de sedimentos o microorganismos, que se recogen, según informó el consejero delegado la firma, Antonio Fernández, en diferentes ecosistemas marinos de todo el mundo. Según precisó este campo "se ha estudiado poco hasta fechas recientes".

Fuente: http://www.elmundo.es