Con Greenpeace y la World Wildlife Fund advirtiendo de una posible extinción del atún azul del Mediterráneo, Malta acaba de registrar un nuevo rancho atunero con una capacidad de producción de 1 500 t, que se ubicará en la Zona Acuícola de Marsaskala.

Con esta nueva granja, el país incrementará su capacidad de producción de atún a 12 300 t, convirtiendo a Malta en la capital del cultivo de atún en el mundo.

Pero la decisión de incrementar la producción de atún se da en un momento cuando las agencias de conservación internacional están batallando para salvar a este predador marino del colapso total.

WWF insiste en tomar acciones serias para controlar y limitar la captura de atún azul en el Mediterráneo, las poblaciones colapsarían para el 2012.

Fuente: Malta Today