Chile: Difusión y Transferencia Tecnológica para Programa Regional de Repoblación de Recursos Hidrobiológicos en la Región de Los Lagos

 

El NODO de Difusión y Transferencia Tecnológica para un Programa Regional de Repoblación de Recursos Hidrobiológicos en la Región de Los Lagos, es un tipo de organización social que puede ser considerada como un sistema abierto. Este sistema, incorporará insumos de su entorno total, los procesará y luego generará productos. El éxito en lograr el propósito del sistema dependerá internamente de las interacciones de los componentes o subsistemas que lo conforman y, externamente, del entorno total que le rodea.

Dada las características de las operaciones y procesos que se plantean en el Nodo y la situación actual de la Región de Los Lagos, podemos expresar que este Nodo -como empresa- se encuentra insertada en un sistema híbrido, de orden superior, que denominamos Sistema Socioecológico (SSE).

Este Sistema Socioecológico incorpora las complejidades del ecosistema (El Sistema Natural) y las múltiples complejidades de lo social (El Sistema Humano).

Pues bien, la intricada maraña de interacciones verticales y transversales, que se generan entre estos dos Sistemas, que van desde lo científico, pasando por lo tecnológico, económico, lo político e institucional, lo cultural, religioso, etc., etc. Estas interacciones tienen la potencia suficiente para hacer perder el foco a quienes se encuentran inmersos en el SSE, generando pérdida de direccionalidad ygobernabilidad del SSE.

Existen múltiples interacciones en el SSE Híbrido: Funcionales, Complementarias, Contradictorias y Sinérgicas. Esta telaraña de interacciones constituye la principal dificultad para la administración y generación de resultados sustentables a largo plazo, ya que la complejidad resultante hace difícil pronosticar el futuro.

Pero no solo los pronósticos son inciertos, más aún, las incertidumbres son inciertas. Existen un sinnúmero de razones por las cuales las incertidumbres son difíciles de caracterizar. Por ejemplo:

• Las fuerzas motrices tales como el clima y los cambios tecnológicos son impredecibles, donde mucho de los cambios no son lineales.

• La acción humana en respuesta al pronóstico es reflexiva. Si las predicciones ecológicas y económicas son tomadas seriamente, la gente puede reaccionar en tal forma que puede cambiar el futuro, haciendo inválidas cualquier predicción anterior.

• El Sistema puede cambiar más rápidamente que la velocidad de recalibración del modelo de pronóstico, particularmente en periodos de turbulencia. Esta incertidumbre limita la utilidad de los métodos de pronóstico para el estudio científico y la gestión del SSE en Regiones en transición (o de desarrollo potencial) como la XI y XII Regiones en Chile.

Es necesario un enfoque alternativo a los métodos basados en pronósticos, en donde el análisis de decisiones debe dejar paso a la capacidad de mantener el SSE para lidiar con los eventos que el futuro depara, sin que el Sistema cambie de manera no deseable. Esto puede ser logrado al mantener o aumentar la resistencia de las comunidades humanas para contrarrestar choques externos o perturbaciones a su infraestructura, provenientes de la variabilidad ambiental, los trastornos sociales, económicos, políticos y que permita recuperarse de tales perturbaciones (Resiliencia Social), al conocer cual es la magnitud de la perturbación que un sistema puede experimentar antes de moverse a un estado diferente (dominio de estabilidad) con diferentes controles sobre la estructura y la función (Resiliencia Ecológica), y al reconocer cuál es la capacidad de un ecosistema para tolerar perturbaciones sin llegar a colapsar en un sistema cualitativamente diferente que es controlado por un conjunto diferente de procesos (Resiliencia Ecosistémica).

Un ecosistema resiliente puede soportar tensiones (shocks) y reconstruirse a sí mismo cuando es necesario.

La resiliencia en los sistemas sociales tiene la capacidad adicional de los seres humanos para la anticipación y planeación del futuro, ya que los seres humanos son parte del mundo natural y dependen de los sistemas ecológicos para su sobrevivencia, sin embargo continuamente impactan los ecosistemas en los cuales viven, desde el nivel local al regional. La resiliencia es una propiedad de estosSistemas Socioecológicos (SSE) vinculados. La  resiliencia, según se aplica a los ecosistemas o a los sistemas integrados por personas y el ambiente natural, posee tres características definidas:

1. La cantidad de cambio que el sistema puede sobrellevar y aún retener los mismos controles sobre función y estructura.

2. El grado al cual el sistema es capaz de autoorganización, y

3. La habilidad para construir y aumentar la capacidad para aprender y adaptarse.

La comprensión de la pérdida, creación y mantenimiento de la resiliencia a través del proceso de codescubrimiento, entre empresarios, científicos, ciudadanos, diseñadores de políticas, profesionales, empleados, sindicatos, accionistas, etc., yace en lo medular de la sustentabilidad.

¿Cómo podemos fomentar este proceso de codescubrimiento?

Existen varias teorías parciales pero muy pocas tienen que ver con la dinámica de los SSEs. Debido a la carencia de teorías, es que entonces debemos ser inductivos y basar el desarrollo de la teoría en análisis comparativos de diferentes casos. La evolución de la sustentabilidad del repoblamiento de los recursos hidrobiológicos depende precisamente de ese proceso de codescubrimiento, el cual debe ser fomentado por los Usuarios, los Empresarios, el Estado y la Sociedad.”

El Sistema Natural tiene un propósito. No piensa. El Sistema Humano sí lo hace. Pues bien, el origen del Nodo yace en el convencimiento de varias Instituciones que han concluido, después de un largo proceso de gestación, que el Repoblamiento no sólo es una cuestión Tecnológica sino también de Conducción. Por ello, se han constituido en un Comité de Repoblamiento (www.repoblamiento.com ) cuyo propósito es conocerse a sí mismo para estructurarse como un Grupo de Alto Desempeño y no perder el foco hacia dónde dirigir el Repoblamiento.

Fuente: Universidad Los Lagos