LA HABANA (DTC).- La economía cubana impulsa el desarrollo de la acuicultura en el país, como parte de los esfuerzos por elevar las entregas de alimentos a la población.

El balance de la actividad en el 2008 reportó la captura de 22 mil 247 toneladas, con aspiraciones de llegar al 2010 a la cifra de unas 40 mil toneladas.

En la actualidad, el país dispone de 26 instalaciones – distribuidas en todas las provincias – para la obtención de los alevines necesarios con vistas a su posterior ubicación en los embalses.

Mientras, en el caso del camarón hay siete entidades dedicadas a su cría artificial, ubicadas en los territorios de Sancti Spíritus, Camagüey, Las Tunas, Holguín y Granma.

El desarrollo de esa actividad se beneficia además con la existencia de una capacidad de embalse cercana a los nueve mil millones de metros cúbicos, con 140 mil hectáreas de espejos de agua dedicadas a la cría de peces.

Fuente: http://www.dtcuba.com