NANAIMO.- Los opositores al cultivo de peces en jaulas abiertas en British Columbia (BC) están monitoreando un proyecto noruego de cultivo de peces que usa contenedores cerrados para criar salmones del Atlántico.

La bióloga marina Alexandra Morton y los miembros de la Guilford Island First Nation, quienes denunciaron los impactos de las piscigranjas en el archipiélago de Broughton en octubre, retornaron de su visita a Noruega donde estudiaron un experimento que viene siendo realizado por Preline Fish Farming, con la esperanza de que esta tecnología pueda ser usada aquí.

Bob Chamberlain, presidente de First Nation, reconoció el lunes que los costos iniciales del sistema podría ser dos veces mayor a los sistemas de jaulas abiertas; no obstante, los beneficios para el ambiente y la industria son a largo plazo.

Por su parte, el Ministro de Agricultura, Ron Cantelon manifestó que mientras que el proyecto piloto de Preline no tenga resultados, sería “absurdo” para la provincia empezar a realizar experimentos en sistemas contenedores cerrados, antes que los problemas que estos sistemas tratan de resolver se han identificados.

Los críticos de los sistemas de cultivo en jaulas abiertas han denunciado que el piojo de mar en las granjas salmoneras son transferidos al salmón silvestre cuando estos pasan por las jaulas, causando una dramática disminución de la población.

“Creo que hay mas de una voluntad política en contra del cambio” manifestó Chamberlain.

Chamberlain expresó que el proyecto piloto de Preline se encuentra en las fases iniciales, esta se ubica en el océano pero es autónomo. Esta se encuentra a una profundidad de 25 m, un área en la cual el piojo de mar aun sobrevive. El agua y los desechos podría ser bombeada a la costa y recuperada antes de ser retornada al océano.

“Con numerosos informes recomendando a la industria a cambiara a sistemas contenedores cerrados, ellos no debería vacilar en adoptar estas tecnologías” destacó Chamberlain.

Fuente: Nanaimo Daily News