(Estrategia).- En la expectativa de que la ley que permite el rescate a las salmoneras, rija los primeros días de julio, el ministro de Economía, Hugo Lavados, informó que el Ejecutivo calificará con “suma urgencia” el proyecto que ayer comenzó a ser visto en segundo trámite por la comisión de Pesca del Senado, para que sea despachado este mes por el Congreso.

Dicha urgencia establece plazos diez días por rama legislativa y acorta procedimientos, y deberá incluir un tercer trámite en la Cámara, debido a que el Gobierno presentará indicaciones para perfeccionar la norma sobre caducidad de la concesión, en caso de que haya sentencias por prácticas antisindicales, aprobada en la etapa anterior por los diputados.

“Hay plazos en términos de hasta cuándo es posible esperar, para que la actividad retome su dinamismo y señalé a la comisión que todos deseamos lo mejor, pero a veces lo mejor es enemigo de lo bueno, y aquí debemos tener claridad respecto a que si nos demoramos mucho más, vamos a tener una ley muy buena, pero va a ser ineficaz”, indicó Lavados.

Para explorar nuevas indicaciones, el Gobierno está recogiendo las opiniones de los senadores, a las que se sumarán las de todos los sectores involucrados, trabajadores, empresarios del sector y los bancos, que expondrán en la comisión la próxima semana.

Sobre el planteamiento de Antonio Horvath (RN), en cuanto a considerar sistemas similares a la hipoteca para los salmoneros para el resto de los sectores a fin de no generar desequilibrios, Lavados respondió que no se dan las mismas condiciones