(Andina).- Un total de 43 productores de trucha de los distritos altoandinos de Tuti y Caylloma, en la provincia de Caylloma (Arequipa), realizaron una pasantía de cinco días en Puno para aprender cómo crían, cuidan y alimentan los puneños a este pez de piel punteada y delicada carne roja.

Los productores visitaron reconocidos centros de investigación y producción de truchas en el altiplano. Llegaron al Centro de Producción de Truchas de Lagunillas, distrito de Santa Lucía; el Centro de Investigación Chucuito de la Universidad Nacional del Altiplano de Chucuito y visitaron a productores locales que tienen jaulas flotantes en Chukasuyo, en Juli.

Emilio Llacho Aquina, presidente de la Asociación Trucha Andina del distrito de Caylloma, agradeció a sus colegas productores de Puno y al Programa Empresa Solidaria del Foncodes por la ejecución de los proyectos “Fomento del desarrollo de capacidades en truchicultura y comercialización de trucha” y “Fortalecimiento de capacidades en producción de crianza y comercialización de trucha” en Tisco y Caylloma, respectivamente.

“Lo más impactante de esta experiencia fue compartir conocimientos y experiencias con los productores de trucha de Chakasuyo, quienes, dos años atrás, también recibieron capacitación y asistencia técnica del Foncodes”, expresó el dirigente.

Llacho Aquina reveló que tuvieron la oportunidad de aprender cómo instalar, cuidar, alimentar, cosechar y conducir la crianza de truchas en jaulas, visitando y escuchando las experiencias de productores como don Vidal Aquize.

Parte de los proyectos que permiten a los productores arequipeños aprender de sus colegas puneños, se materializan en actividades como análisis físico-químicos de cinco fuentes de agua y la tecnificación de la crianza de alevinos.

Desde Quenco y Cala Cala, en el distrito de Tisco, se unirán fuentes con un flujo de 46 litros por segundo y en el futuro podría convertirse en un centro de producción regional de ovas y alevinos por sus excelentes condiciones y ventajas de localización.

Análisis similares se harán en las lagunas de Huampuro, Unquiña, Llancopi, Hawai y Carhualaca, donde se desarrolla el engorde de truchas juveniles y adultas en un sistema extensivo y semintensivo usando jaulas flotantes artesanales.

La ejecución de ambos proyectos concluye a fines de junio entregando cuatro incubadoras de fibra de vidrio, seis jaulas artesanales a los productores del distrito de Caylloma.

También se comprará 25 millares de ovas importadas, dos incubadoras verticales, ocho artesas de fibra de vidrio para la etapa de alevinaje, 10 bandejas de incubación y cuatro jaulas flotantes a los productores de Tisco.