Lima (La República). La competencia que libra con el salmón en las mesas de los comensales más sofisticados del mundo –incluso ha llegado a sustituirlo–ha convertido a la trucha en un producto de gran demanda.

 

Cifras proporcionadas por la Asociación de Exportadores (Adex) muestran incremento sostenido de la exportación de trucha: en el año 2006 se exportó 4 millones 214 mil 770 dólares, 29% más que el año anterior, cuando las ventas al exterior llegaron a 3 millones 279 mil 761 dólares. En el 2002 apenas se exportaron US$ 664 mil.

Las empresas exportadoras son: Piscifactorías de los Andes, Frigorífico Sama SAC y Reinas del Pacífico SAC.
Joaquín de la Piedra, gerente general de Piscifactoría Los Andes S.A –que lidera el ranking de exportaciones de trucha–, explicó que el 25% de su producción –que tiene un total de 42 presentaciones– se queda en el Perú y es distribuida en supermercados (50% aproximadamente), restaurantes, hoteles y otros. La exportación está dirigida principalmente a Estados Unidos y países del norte de Europa.
Posibilidades

Dado la creciente demanda mundial y las posibilidades que hay en el país, sobre todo en las zonas rurales, el programa Sierra Exportadora (Siex) busca impulsar la exportación de truchas.

Su plan de acción prevé incrementar la producción nacional de truchas de 5000 TM a 15,000 TM en los próximos cinco años y duplicar, en este primer año, las exportaciones de 700 TM a 1,400 TM, lo que significaría facturar S/. 90 millones en cinco años.

También prevé promover el consumo de trucha en el Perú , de 300 gramos a un kilo por año, como mínimo.

A fin de mejorar las exportaciones del producto, Siex tiene previsto poner en marcha una serie de estrategias como incrementar y diversificar las áreas de producción, así como mejorar la productividad (de 2 TM a 15 TM por productor), calidad e inocuidad de la trucha.

Además planea crear un banco de insumos para abastecer con mejor alimentación a la trucha a un bajo costo; modernizar y dotar de infraestructura productiva a las empresas de productores; y promover la inversión privada facilitando concesiones y autorizaciones por encima de los 3,200 metros sobre el nivel del mar.

Además, facilitará la constitución del Instituto de Acuicultura Altoandina.

Condiciones

Si bien nuestro país no vende al exterior a los niveles de Chile, por citar el caso más cercano, en nuestro territorio existen las condiciones necesarias para aumentar la producción de la trucha, afirma el decano de la facultad de Pesquería de la Universidad Nacional Agraria La Molina (UNALM), Luis Icochea.

Según el experto, la trucha –que puede hacerle la competencia al salmón en la medida que es más económica– se ha adaptado muy bien a las condiciones climáticas del Perú y de otras regiones del mundo.

En este sentido, comentó que los pequeños inversores, que no cuentan con grandes recursos económicos, pueden establecer criaderos en terrenos adquiridos cerca de los ríos, con la ventaja de que las temperaturas son las adecuadas y constantes.

Cifras
500 millones de dólares al año moviliza el comercio internacional de trucha.
330 mil nuevos soles en la inversión por hectárea para producir 50 TM.

Las bondades y ventajas de la trucha

El Perú exporta principalmente truchas arco iris (Oncorhynchus mykiss), criadas en agua dulce y de carne roja.


En el Perú, las regiones con las mejores condiciones para criar truchas son Puno, Junín, Áncash, Cajamarca, Huánuco, Pasco, Cusco, Ayacucho, Moquegua y Tacna.

Al igual que el salmón, la trucha de piscifactoría es un buen pescado desde el punto de vista nutricional, con una alta concentración de ácidos grasos omega-3. La trucha también es rica en vitaminas A y D.

La trucha puede servirse cruda en sushi y sashimi: hervida, frita y a la plancha. También es excelente para revueltos y guisos.

Fuente: http://www.larepublica.com.pe /