(Economía y Negocios).- Esta condición de los bancos es la principal piedra de toque para cerrar los préstamos que necesita la industria acuícola para sobrellevar la crisis por el virus ISA.

"Estamos en plenas negociaciones", fue la frase recurrente ayer entre las salmoneras.

Las compañías buscan sellar nuevos créditos con los bancos. Y es que la industria mantiene una deuda por más de US$ 1.600 millones. Pero necesita nuevos préstamos para poder enfrentar la crisis que vive producto del virus ISA.

La principal piedra de toque en la mayoría de las negociaciones es la exigencia que están poniendo los bancos: utilizar las acciones como garantía de créditos. Algo que es rechazado por la mayoría de las compañías salmoneras.

Fuentes conocedoras de las negociaciones afirman que la petición no es necesaria, considerando que la reforma a la Ley de Pesca y Acuicultura introduce la posibilidad de utilizar las concesiones acuícolas como prendas. Con eso basta, dicen desde las salmoneras. Sin embargo, los bancos quieren acciones de las empresas.

Incluso, varios bancos están por la capitalización de las deudas. Fue el propio gerente general de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF), Alejandro Alarcón, quien planteó esta posibilidad hace algunas semanas en el Congreso.

A su juicio, ha demostrado ser una fórmula exitosa en otras experiencias de crisis.

Pero esta medida es rechazada por el Gobierno. El ministro de Economía, Hugo Lavados, ha dicho, también en Valparaíso, que la alternativa de la capitalización de la deuda de los empresarios acuícolas por parte de las entidades acreedoras, como una posible solución al problema del endeudamiento, no tiene mayor acogida en el Gobierno, pues la difícil situación actual de tales empresas las coloca en un pie de desequilibrio en cuanto a poder negociador.

Con todo, desde la industria y la banca hay coincidencia en que la medida del Banco Bice, de no renovarle un crédito a la salmonera Invertec, es algo puntual. Pese a que desde los dos sectores se reconoce que las negociaciones en los últimos días han sido más que tensas.

Trascendió que la misma Invertec, además de las empresas Multiexport y Pesquera Yadrán, tiene sus negociaciones en un estado bastante avanzado.

Ayer, en tanto, el directorio de Invertec -empresa ligada a la familia Montanari- acordó citar a una junta extraordinaria de accionistas para el próximo 2 de julio, para informar sobre su situación legal, económica y el refinanciamiento de sus pasivos. Los títulos de la compañía cerraron la jornada con una baja de 4,97%. Más fuerte cayeron las acciones de Multiexport: -5,59%.

Fuente: http://www.economiaynegocios.cl