ENCARNACIÓN (La Nación).- Unos 100.000 peces autóctonos de las especies boga y carimbatá fueron sembradas ayer en aguas del río Paraná, frente a las instalaciones del club de Pesca y Deportes Náutico Pacú Cuá, de Encarnación. Esta actividad fue desarrollada por la Entidad Binacional Yacyretá, con el propósito de fortalecer la fauna ictícola. Los alevines liberados fueron producidos en la estación de piscicultura de Ayolas, propiedad del ente energético.

Los ejemplares sembrados tienen de 15 a 17 centímetros de largo, con un alto porcentaje de supervivencia en las aguas del río Paraná, a pesar de la gran cantidad de depredadores naturales como ser las pirañas y peces que se alimentan de otros peces. Las especies de boga y carimbata fueron elegidas por su importancia económica, social y ecológica. La siembra estuvo a cargo de profesionales del sector Medio Ambiente y del Programa Fauna Ictíca de la Estación de Piscicultura de la Entidad Binacional de Yacyretá. Asimismo, estuvieron presentes miembros del club Pacú Cuá de Encarnación.

“Estamos haciendo la siembra de 100.000 alevines en el río Paraná, es parte del proyecto que tenemos para este año, porque la idea es llegar a casi 1 millón de alevines que vamos a estar sembrando en diferentes ríos y arroyos, también vamos a hacer entrega de alevines para la producción en estanques”, destacó el ingeniero Alfredo Grysiuk, jefe de Medio Ambiente de Yacyretá.

Los alevines fueron trasladados desde Ayolas hasta Encarnación en tanques de agua a bordo de un camión y, una vez en la costa del Paraná en Pacú Cuá, fueron aclimatados en bolsas de plásticos con oxígeno para posteriormente ser liberados en el río a través de una pequeña embarcación.

Fuente: http://www.lanacion.com.py