La industria salmonera de British Columbia no puede crecer a la par con la demanda por sus productos, particularmente en EEUU, y no se espera que se satisfaga la demanda en el corto plazo.

De acuerdo con un informe publicado por PricewaterhouseCoopers, dos décadas después que la primera piscigranja se estableció en BC, el salmón de cultivo se ha convertido en el principal producto agrícola de exportación de la provincia, generando cerca de $800 millones en actividad económica en el año 2008, existen aproximadamente 125 granjas que están localizadas a lo largo de las costas de la isla Vancouver, y emplea a 6 000 trabajadores. El informe predice que para el 2030, la demanda mundial por pescado se incrementará en 70%.

Pero la industria de BC enfrenta desafíos debido a que sus principales competidores en Noruega, Escocia y Chile no tienen reglas y regulaciones que la industria considera son las mas rigurosas en el mundo, y el incremento de los pedidos para que la industria cambie a sistemas de crianza cerrados para evitar el daño al ambiente y los efectos sobre las poblaciones silvestres de salmón.

Existe el hecho de que el salmón de cultivo es difícil de vender en los mercados locales

“Esperamos una modesta expansión de la industria en los próximos años, de 7 a 12% en la próxima década, mientras que Noruega autorizó a 60 nuevas granjas en los últimos años como un esfuerzo para satisfacer la demanda” explicó Mary Ellen Walling, director ejecutivo de la B.C. Farmers Association, con base en Campbell River.

“Las condiciones de mercado son buenas, y otros países piscicultores están trabajando para satisfacer la demanda. En la cima de los problemas económicos actuales que esta haciendo difícil para que las empresas obtengan crédito para construir granjas, BC tiene una cultura de protesta ambiental, lo que vemos como una cosa buena, pero esto contribuye a un lento crecimiento de la industria”.

Es un hecho que BC se ha convertido en el cuatro productor de salmón de crianza en el mundo,  pero existen algunos problemas ambientales que personas como la bióloga Alexandra Morton y la Guilford Island First Nation denunciaron, y ellos están trabajando para que los gobiernos y el publico los escuchen.

En febrero, el B.C. Pacific Salmon Forum, impulsado por el Premier Gordon Campbell hace cuatro años para estudiar la piscicultura en la provincia, recomendó el establecimiento de un proyecto a escala piloto para probar el sistema de cultivo de salmón cerrado.

Pero Wayne Gorrie, dueño de PRAqua Supplies de Nanaimo, que viene produciendo equipos para la industria de acuicultura por mas de 20 años, indicó que los experimentos con sistemas de tierra para las operaciones comerciales del salmón fueron probados y no fueron económicas.

Gorrie dijo que los experimentos fueron realizados a inicios de esta década por AgriMarine, el cual fue seleccionado por el gobierno provincial en el 2000 para desarrollar sistemas de cultivo de peces en tierra en Cedar, tuvo algún éxito pero los costos de las operaciones comerciales para el salmón fueron muy altos para ser viables y el proyecto falló.

Gorrie destacó que la tecnología ya ha sido desarrollado para las operaciones comerciales en tierra para muchas especies de peces, pero no para el salmón.