(Prensa). Las fincas camaroneras de Panamá serán sometidas en junio a un proceso de inspección y certificación por parte de la Unión Europea (UE) que buscará garantizar las exportaciones a ese mercado.

 

Los especialistas europeos evaluarán la operación de diferentes empresas que operan en Coclé y realizarán análisis de laboratorio sobre residuos de metales pesados en los embarques que tienen como destino la UE.

Existe una comisión especial integrada por entidades gubernamentales y las compañías camaroneras que adelanta la implementación de un plan que garantizará la calidad sanitaria de los camarones de estanque que son exportados, explicó Richard Pretto, administrador de la Autoridad de Recursos Acuáticos (Arap).

Las inspecciones de la UE estaban programadas para enero, sin embargo se aplazaron hasta junio, confirmó una fuente vinculada a ese proceso. El pasado 23 de marzo la UE decidió restringir las exportaciones de camarones de estanque y tilapias desde Costa Rica, tras detectar la presencia de residuos de metales pesados en sus productos y en sus fincas de producción.

La Comisión Europea dio un plazo hasta el 6 de abril a los ticos, antes del cierre definitivo del mercado.

"Se están practicando todas las pruebas de laboratorios que certifican la calidad de los productos y confiamos en que no tendremos problemas", dijo Pretto.

Fuente: http://www.prensa.com