NELSON.- Se espera que el primer criadero de ostras de mayor escala del país, inaugurado en Nelson ayer, revolucione la forma es que esta especie es cultivada y que provea una plataforma para triplicar las exportaciones anuales en la próxima década.

Cawthron Institute ha invertido mas de tres cuartos de millón de dólares en las instalaciones de Glenhaven, el cual producirá hasta 50 millones de semilla de ostras del Pacifico por año.

El administrador de comercialización del proyecto, Olin Pilcher, describe la producción comercial de semilla como una fase excitante y critica en el desarrollo de la industria de la ostra.

“Nueva Zelanda viene desaprovechando sus recursos naturales, el términos del abastecimiento de semilla silvestre y agua limpia en donde ellos crecen, así que vimos la necesidad de innovar como el resto del mundo. Como consecuencia nos hemos ubicado detrás de Australia, país que se vio forzado a invertir en hatcheries que ahora producen 100 millones de semilla por año para su industria.

“Mediante la apertura de nuestro criadero, Nueva Zelanda mantendrá su competitividad mundial en un mercado diferenciado de alto valor con un producto previo que es conocido como ‘kiwi’”.

Cawthron ha venido criando a las semillas de ostras en sus instalaciones de investigación desde 1999. Es el único proveedor de semilla de ostras seleccionadas en Nueva Zelanda, pero no puede responder a la demanda usando un sistema diseñado predominantemente para desarrollar protocolos de reproducción selectiva.

Olin Pilcher informó que el incremento y el refinamiento de sus operaciones les permite garantizar un abastecimiento de semilla de ostras saludables, para satisfacer las necesidades crecientes de la industria.

“Estamos proveyendo con seguridad semilla de la ostra del Pacifico durante todo el año, pero también con atributos específicos que sus clientes quieren, que dan valor agregado al producto final, esto puede ser forma, tamaño o color”.

Cawthron espera incursionar en la producción comercial de semilla para aperturar las puertas al cultivo de ostras a gran escala en este país, con mas granjas y técnicas de cultivo mas intensivas.

“Las nuevas tecnologías y las técnicas de gestión han probado que esto es posible para obtener una mayor producción por unidad de área en la granja”.

En la actualidad, la mayor parte de las ostras juveniles para cultivo que se usan en Nueva Zelanda se obtienen de las poblaciones silvestres.

Fuente: Voxy