(La Gaceta).- Personal de Piscicultura de la Dirección de Flora, Fauna Silvestre y Suelos (DFFSyS) realizó las últimas tareas de resiembra de ejemplares juveniles de trucha en ríos y arroyos tradicionalmente trucheros de la provincia, que fueron programados para la campaña 2009.

A la par, la repartición recordó que se encuentra vedada la pesca de esta delicada especie, disposición que se mantendrá hasta mediados de octubre. La aclaración se  brindó debido a la detección de pescadores que argumentaron desconocer aquella disposición.

Respecto de la resiembra, los trabajos comenzaron en abril pasado, ya que técnicamente, desde ese mes, se dan las condiciones climáticas ideales para la actividad: finaliza la época de altas temperaturas y también la de tormentas (“lavan” literalmente los ríos), razones que impactan en forma negativa en los resultados finales de las resiembras.

Este año, las tareas se realizaron con la disponibilidad de 70.000 ejemplares de entre 8, 10, 12, y 14 cm, todos criados en la estación de salmonicultura de El Mollar.

En los próximos días esperan una partida de 100.000 ovas embrionadas procedentes de la Universidas del Comahue, Bariloche, a los fines de iniciar el ciclo de desarrollo que terminará en 2010 con otra resiembra de juveniles.

La novedad es que en los piletones de un emprendimiento particular, en Tafí del Valle, se hará este año un ensayo de fecundación de ovas de truchas. Según técnicos de Piscicultura, las condiciones de temperatura y calidad de las aguas que llegan a esos piletones son las mejores para el comportamiento reproductivo (desove) de las hembras adultas, cuyos resultados se determinarán en poco tiempo.

En tanto, se informó que los ríos que fueron resembrados con truchas juveniles son Los Sosa, Cochuna, Pueblo Viejo, Jaya, Famaillá, Chavarría, Singüil y Quebrada del Portugués; y entre los arroyos: Los Alisos, La Banda, Las Azucenas, El Apeadero y Calaveras.

Asimismo, la DFFSyS dispuso que a partir de la próxima semana se cierre la Estación de Piscicultura de El Mollar, para realizar tareas de refacción y mantenimiento en los piletones. Se busca optimizar el funcionamiento y la sanidad necesarias para la incubación y desarrollo de las ovas de truchas para la próximas campañas.

En cuanto a las tareas de resiembra, el titular de la DFFSyS, Daniel Manso, destacó que fueron arrojados unos 4.000 ejemplares de pejerreyes en las aguas del Embalse Escaba -un remanente de los lotes de El Cadillal-, para reforzar los planteles a causa de la mortandad que se produjo el verano pasado.

Fuente: http://www.lagaceta.com.ar