(Cinco Días).- El esturión que antaño vivía en las aguas del Guadalquivir sigue suscitando polémica. La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, apoyándose en un estudio que han llevado a cabo investigadores del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha descartado definitivamente repoblar el río Guadalquivir con la especie Acipenser Naccarii, que es el esturión que cría en cautividad la piscifactoría de Riofrío en Granada.

Esta empresa lleva años queriendo repoblar el Guadalquivir con esta especie, que asegura es la autóctona.

Según el CSIC, los estudios de ADN que se han realizado a distintos ejemplares muertos que se conservan en la Estación Biológica de Doñana determinan que la especie autóctona de este río es Acipenser Esturio, la que proviene del Atlántico.

Mientras en la Junta sostienen que los investigadores del CSIC, José Antonio Godoy y Pedro Jordano, han contado con la colaboración de Riofrío para realizar las investigaciones, la empresa granadina lo niega. Alberto Domezain, biólogo y director del departamento de I+D de esta piscifactoría, que se fundó en 1956, asegura que lo único que le solicitó el CSIC fueron muestras del Acipenser Naccarii. "Aún desconozco en profundidad la investigación porque no me la han enviado, pero de entrada los resultados me parecen contradictorios", afirma Domezain, quien defiende que sus estudios están respaldados por la Universidad de Cádiz, la Universidad de Granada y el departamento de Ictiología del Museo de Zoología de la Universidad de Moscú.

El director general del Medio Natural de la Junta, José Guirado, asegura que tras zanjar la polémica entre investigadores se van a emprender los estudios para reintroducir el esturión del Atlántico que "sí es autóctono" en el Guadalquivir. Domezain contesta: "Tras años de espera por lo menos están haciendo algo. La pena es que van a trabajar con el esturión equivocado".

Tras la polémica está el interés de recuperar una especie extinguida e impulsar el desarrollo de cooperativas de caviar en las riberas del Guadalquivir.

Fuente: http://www.cincodias.com