MADRID (Europa Press).-  La Confederación Española de Pesca (Cepesca) aseguró hoy que las importaciones de panga vietnamita crecieron en 2008 un 28%, hasta superar los 46 millones de kilogramos, una cifra que quintuplica el volumen registrado hace cinco años.

En un comunicado, la organización advirtió de que el panga está "desplazando" del mercado español a especies salvajes y de acuicultura "más tradicionales y nutritivas" como el fletán, la merluza, el lenguado, el rape, la pescadilla, la trucha, la dorada o la lubina, entre otras.

"Pese a su popularidad, sobre todo entre la población infantil, los filetes de panga se caracterizan por un elevado grado de humedad, tienen un bajo contenido en proteínas y en lípidos y los niveles de magnesio, fósforo y yodo son escasos", afirmó Cepesca.

En España, principal mercado importador de panga vietnamita de la UE, el consumo 'per capita' ronda los 858 gramos --frente al promedio de medio kilo en la población europea--, lo que representa el 2,4% del total de productos pesqueros consumidos y el 19% de los productos congelados.

Cepesca proyecta poner en marcha acciones informativas dirigidas a los restauradores, a los consumidores y a la comunidad educativa para divulgar las diferencias en los aportes nutricionales de las distintas variedades de pescado frente a las "escasas propiedades" del panga vietnamita.

REFORZAR LA INSPECCIÓN.

Además, instará a la Comisión Europea y a España a que incrementen los ensayos de laboratorio en los puestos de inspección fronteriza sobre el panga procedente de Vietnam, a fin de evitar que puedan entrar partidas con presencia de listeria o cólera, o de residuos de sustancias no permitidas en el mercado comunitario.

La organización solicitará asimismo que se analicen las condiciones de producción, al entender que "podrían ignorar las normas higiénico-sanitarias impuestas a cualquier producción de origen animal comunitaria, por lo que entrarían en el mercado común en condiciones de 'dumping' social y medioambiental", según el secretario general de Cepesca, Javier Garat, quien apuntó que el panga vietnamita se cría en las aguas del río Mekong, "uno de los diez más contaminados del mundo".